Otros Collares y avalorios BDSM

Otros Collares y avalorios BDSM

Aparte de los 4 collares principales, que oficialmente demarcan territorio en el mundo FBDSM, hay otros que son igualmente divertidos y utilizados habitualmente. Te los cuento en una guía rápida de 8 puntos.

1.- Usar gargantillas negras no es lo mismo que un collar de relación. Si eres soltera, lo que en BDSM se denomina una vagabunda, no deberíasjamás utilizar collares que tengan una placa o un candado.

Los collares delgados con lazos de cinta son lo más adecuado para las vagabundas, o las gargantillas sencillas de cuero sin nada más o con argollas muy sencillas.

Si necesitas llevar algo al cuello como expresión de pertenencia al estilo de vida “no vainilla”, elige gargantillas o hazte meritoria de un collar de protección de un Maestro.

2.- Collar de protección: Collar, con o sin cadena, o cadena sola que una sumisa sin Maestro luce y usa en un acontecimiento público. Indica que se encuentra bajo la protección de un Maestro y así evita el acoso, aclara la no disponibilidad o el status equivalente a “taken”.

Nunca debe llevar un candado, para cerrarlo puede llevar lazos de cinta o una hebilla, tampoco puede llevar una placa, si se desea llevar una placa debe leerse “P” o “PINICIALES” del Maestro protector.

Si cualquier otro Dominante deseara acercarse a la sumisa; deberá hacerlo por medio del Maestro protector quien conoce en tal profundidad a la sumisa que decidirá con pleno derecho la posibilidad de oferta de collar de consideración por parte del candidato o el rechazo de acercamiento.

Cuando la protección termina la sumisa siempre devuelve el collar al protector, que orgullosamente los colecciona ya que son el equivalente a galones militares. En la devolucion la sumisa suele, en agradecimiento, obsequiar un mechón de cabello o de vello púbico, sin embargo la protección no implica sesionado o contacto sexual, es una relación profunda de protectorado y adiestramiento puramente teórico.

Se dan casos en que el protector y sumisa pasan a collares superiores y finalmente llegan al de propiedad, pero deberán entonces pasar por el collar de consideración y seguir todo el protocolo.

3.- Collar de paseo: Se llama así al collar decorativo, vistoso, bonito, que se le pone a la sumisa para las exhibiciones BDSM o incluso para los lugares públicos.

collar de paseo

También es el que se utiliza para los juegos de animalización para obligar a la sumisa a andar a cuatro patas. Se suele complementar con elementos como orejas, bozales, pezuñas, colas, etcétera.

4.- Collar de inmovilización: De cuero o de metal con argolla de anclaje para unir a un punto fijo como una barra, una pared o una viga.

el collar de castigo es muy similar al postural, en este caso tiene una única fijación trasera

Permite inmovilizar a la sumisa a un objeto o en una cierta postura forzada. Puede llevar más argollas. Se usa como castigo o para impartir disciplina.

 

5.- Collar de bondaje o de juego: El más importante, porque es el que se utiliza exclusivamente para las sesiones, es el que más se usa. Tiene al menos una argolla central o dos laterales y es de una hechura robusta que permite trabajar fuertemente con él.

collar rudo de bondage, incluye un candado posterior para hacer imposible su retirada

Puede tener más argollas o elementos extra de entrenamiento como un gag o mordaza.

collar de bondage con mordaza incluida

Es el collar que se usa para trabajo duro, para adiestrar y jugar. Es IMPRESCINDIBLE en el FBDSM, si no tienes al menos uno; eres un vainilla de mierda posturillas como Gray.

6.- Collar de penitencia, y Cilicios: es un collar que realmente produce mucho dolor, es el más rudo de los collares, se usa en situaciones especiales de disciplina.

collar de castigo adquirido en una tienda para perros (y perras)

En los perros se usa para entrenar a las razas más agresivas. Solo las parejas de status 3 con Maestros experimentados y que les gusta el juego realmente intenso lo utilizan ya que deja marcas temporales en la piel que son muy excitantes ya que evidentemente se produjeron por este tipo de collar.

cilicio comprado en RopaFetish.com

Es suficientemente doloroso sin más elementos o castigos y deja marcas. Puede usarse también en el muslo.

7.- Collar de fiesta social: Collar u otro elemento decorativo alrededor del cuello o muñeca de una sumisa, hecho por ejemplo de cuero o plástico.

Mastersmok es un fabricante ruso espectacular, además especialista en látigos.

Mastersmok

El objetivo es presumir del avalorio BDSM y demarcar territorio. Cuanto más fashion mejor, todo está permitido en materiales o diseño y la única regla es que no incumpla la norma de candados o etiquetas si no se disfruta de ese status.

8.- Collar postural: A veces llamado también corset, se usa para restringir el movimiento del cuello, mantiene el cuello estirado y recto además de la barbilla elevada. Suele ser de cuero, de metal, o de plástico. Puede tener o no argollas para fijar las manos o cualquier otro elemento de restricción.

Los más sofisticados son muy clinico-médicos, con una apariencia ortopédica que solo se diferencia para el mundo BDSM porque lleva anillas para otras restricciones.

stockroom.com

El objetivo de estos collares es forzar a modo de castigo la postura y limitar el movimiento como penitencia. Los hay simples y también muy agresivos.

¡Cuanto más exagerado más divertido! es un juego no lo olvides.

Quizás no te gusta esta escuela de pervertidos, te ayudo con un link adecuado a tu mundo, puedes volar y hacer CLICK AQUÍ.

©2017 ItsGoodToBeBad.info todos los derechos reservados. Se permite la copia parcial digital siempre que se cite y etiquete digitalmente la fuente https://itsgoodtobebad.info. Si es con fin comercial se deberá solicitar una licencia previa a la publicación o lucro.

Guardar

Guardar

Guardar

¿Sumisión es machismo? El “FBDSM”. El Maestro perverso.

"Killing Me Softly" pintura: Rigel Herrera
“Killing Me Softly” pintura: Rigel Herrera

Lo que funciona es lo correcto para una pareja.

¿Crees que las definiciones “correcto” y “verdadero” son lo mismo? La filosofía dice que “correcto” es cualquier hecho que pueda ser comprobado científicamente, es algo regido por una ley, no cambia ni por el lugar ni por la religión, momento ni contexto; 2+2 siempre serán 4 da igual si estás en Asia o América, si crees o no en las matemáticas o si sabes o no sumar. “Verdadero” es aquello que viene de nuestros pensamientos o ideas, tal véz piensas que tener más de 1 esposa es malo, pero en Arabia, es algo común nada perverso y menos machista. Depende del contexto histórico y cultural. Por eso muchas veces la gente difiere, critica ciertos ideales, y no toma en cuenta que el modo de ver ciertas situaciones es distinto.

¿Es perverso ser sumiso? Verás; en 1987 la Asociación Estadounidense de Psiquiatría eliminó el término “perverso” de la terminología psiquiátrica mundial. Desde entonces se denomina “parafilia. Ah ok, parafilia… Sigo; las consideraciones acerca del comportamiento considerado parafílico dependen de las convenciones sociales, por ejemplo, el sexo oral o la masturbación fueron consideradas parafilias hasta mediados del siglo XX, hoy en día se consideran prácticas no parafílicas y es más, son prácticas que se consideran saludables y positivas para el individuo y en la pareja.

Una parafilia (del griego παρά, pará: ‘al margen de’, y φιλία, filía: ‘amor’) es un patrón de comportamiento sexual en el que la fuente predominante de placer se encuentra en objetos, situaciones, actividades o individuos atípicos.

Lo que sí creo es que, siempre que la actividad del sujeto no se límite -únicamente- a esa actividad, lo que sería entonces una obsesión, si a la pareja le funciona algo entonces es correcto porque es verdadero para ellos, y, creo que el término “perverso” en la alcoba es más una palabra divertida que negativa. Perverso en todo caso es que manden drones con bombas a una ciudad que puede haber niños y mujeres, y nunca una práctica sexual entre adultos conscientes y que de manera voluntaria disfrutan y crecen.

“mátame suavemente, fóllame como si me odiaras”…

RAE dice:

sumiso, sa

Del lat. submissus, part. pas. de submittĕre ‘someter’.

1. adj. Obedientesubordinado.

2. adj. Rendidosubyugado.

y también nos dice:

machismo

De macho1 e -ismo.

1. m. Actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres.

El ecosistema mental erótico-romántico de las personas es infinito en variedad, en una pareja cuando una de las partes se impone con prepotencia estará coartando los derechos de la otra, limitando su voluntad y libertad, se romperá la situación en el momento que la fuerza que oprime deje de ser la más fuerte. Cuando voluntariamente se entrega la fe a la otra parte, no solamente es un abandono sumiso y un regalo, sino que además es inquebrantable.

La sumisión es un juego erótico. Para ser Maestro se requiere una personalidad madura, es imposible ser muy joven y Maestro ya que únicamente con las horas de vuelo se alcanza el expertize necesario en multitud de áreas; conocimiento del mundo, artes, cultura, comida, modales, y además amplia experiencia en el ámbito sexual. Sin todo eso, no es viable tener aplomo ni una mente deliciosamente pervertida y refinada en las mismas proporciones.

El problema es encontrar a quién someterse, porque pondrás tu bien estar en manos ajenas.

Si el Maestro es la persona adecuada su misión será hacerte SENTIR. Sentir mucho. Mucho amor, mucha protección, mucho morbo, miedo, placer, dolor, etcétera. Si la finalidad de la vida humana fuera la experiencia sensorial, un Maestro podrá enseñarte a sentir a tal grado que, en sus manos, aprendas a aislar las sensaciones y saber que son respuestas nerviosas de tu sistema; aprender a contemplarlas. Contemplar y aceptar ¿no es el Nirvana?.

Ejemplo; llévate a una situación en la que tengas un frío tan fuerte, que tu cuerpo tiemble intensamente (p.e. sumérgete en la bañera con el agua más fría posible), en ese estado date la orden de dejar de temblar, comprobarás que es posible, no se moverá nada de tu cuerpo, podrás analizar y entender qué es el frío, observarlo, sabrás que el sistema nervioso te avisa permanentemente de todo lo que ocurre a tu alrrededor mediante indicaciones de dolor y placer mas no es algo a lo que debas reaccionar siempre. La sumisión FBDSM es similar, el aprendizaje es no tener el control, tener fe en tu Maestro, sentir intensamente.

El entrono seguro en el que transcurren las enseñanzas del Maestro garantizan 4 premisas; que jamás ocurrirá nada que sea malo para tu salud, ni para tu familia o trabajo, y se hallará dentro de los límites que antes prefijaste.

lo perverso y los juegos atípicos pero deliciosos.
lo perverso y los juegos atípicos pero deliciosos.

La evolución tiene como pilar el estímulo externo al cual debe adaptarse o morir. El día a día sin apenas percibirlo se rige por lo mismo, por ejemplo: la musculatura del cuerpo tiene dos procesos, atrofia (si no se utiliza el músculo, se reduce el volumen) e hipertrofia (cuando se hacen esfuerzos musculares, hay desarrollo). Con los músculos ocurre como con la vida; el crecimiento significativo requiere desafío y estrés. A la vez podemos decir que, el término nekkhamma, traducido habitualmente como “renuncia” (del budismo), explica la idea del abandono del mundo para dirigirse a una vida sagrada o la liberación del ansia y los deseos, y, en el budismo Zen, uno de los términos más importantes para desapego es “wú niàn” (無念), que significa “no pensamiento“.

La sumisión es una práctica que implica el estímulo o estrés constante y el desapego, ya que la sumisa no toma decisión alguna, no se hace lo que ella desea, simplemente aprende a aceptar lo que la sesión le ofrece por medio del Maestro, a su vez él se obliga a reinventar infinitamente la relación. Las relaciones vainilla intercambian los deseos de los participantes, alternan y tienden al equilibrio entre lo masculino y femenino y son simples, por eso las parejas terminan aburriéndose, no hay un objetivo declarado en la cama más allá del orgasmo. En el BDSM la relación es asimétrica y sofisticada, y en el “F BDSM” además tiene bases amplias, los nuevos Maestros tienen nuevos conocimientos y como te he explicado, la disciplina va más allá, tiene raíces profundas en la Fe (faith), de ahí la letra F.

"FBDSM" submissive girl
“FBDSM” submissive girl

¿Por qué ser sumisa? Si tu psique siente placer con estas ideas, si te sientes cómoda pensando en un rol así, si tu umbral del dolor es elevado, si sexualmente disfrutas con cierta agresividad y tu mente es muy morbosa (dedica mucho tiempo a pensar en sexo), te gusta el fetichismo, los juguetes, eliges lo intenso y el riesgo habitualmente, eres activa poco perezosa y, sobretodo si encontraste una pareja que tiene el mix adecuado en el que puedas experimentar el FBDSM, puedes ser feliz como sumisa en esta nueva disciplina.

¿Por qué no ser sumisa? Si tu mente y sentir perciben incomodidad al leer estas palabras y pensar en estas ideas, si no es tu hit nada de lo extremo, si tus limites en la cama son bajos, por ejemplo no te gusta el sexo oral, o no te gusta el sexo anal, no te gustan mas que algunas posturas, eres perezosa y sobre todo también, si no se presenta el Maestro, no entres en ninguna disciplina BDSM. Las relaciones llamadas vainilla pueden ser también muy divertidas, puedes practicar sólo algo de masoquismo y no la disciplina completa, suma algo perverso, un juguete o una actividad atípica para ti y nada más.

Ser sumisa es un modelo de pareja, es un juego, tiene el eje primordial de SENTIR, es para relaciones muy leales y muy atrevidas, no es ser golpeada sin más, no es ser fornicada sin más, es un conjunto de experiencias muy elaboradas, con muchos protocolos, con dos partes muy diferenciadas; una masculina que entra, cuida, instruye e ingenia infinitas maneras de sentir contrastes (placer, dolor, frío, calor, seguridad, miedo, descontrol, protección, humillación, obediencia, complicidad, etc.), y otra femenina que confía, recibe, entrega y se abre (el cuerpo, la mente, su fe).

Rae dice:
domar

Del lat. domāre.

1. tr. Sujetaramansar y hacer dócil al animal a fuerza de ejercicio y enseñanza.

Las personas sumisas de caracter muy fuerte son las mejores para el FBDSM, son muy inteligentes, brillantes, y el Maestro a base de entrenamiento hace flexible una parte erótica de su personalidad. Personalmente obras como “50 Sombras” me parecen ridículas, sin embargo hay un buen ejemplo en la serie de TV “Billions” en el que vemos a una pareja exitosa; él es un implacable fiscal de distrito en N.Y., y ella una destacada psicóloga en una compañía líder, en el día a día es absolutamente imposible doblegar o desviar la firmeza del personaje del fiscal Chuck, sin embargo en la intimidad es domado por su mujer, es una hermosa relación BDSM sofisticada y leal.

Los decálogos de “perfectas sumisas” son muy variados en las redes, parte del juego es que tengan componentes exagerados, el extremo es una de las patas de esta mesa que se llama FBDSM.

Cuando estés en sesión, las 20 normas que pueden regirte son:

  1. Recuerda que eres el tesoro más grande de tu Maestro, él planea permanentemente en su mente cómo cumplir su compromiso de hacerte sentir, de entrenarte en el desapego a querer decidir, y valora tu fe.
  2. Discutirás con detalle tus límites con tu Maestro fuera de la situación de sesión.
  3. Nunca demostrarás desacato hacia tu Maestro en ninguna forma, si está dentro de los límites fijados, no es malo para tu salud, familia o trabajo; no puedes. A cualquier indicación de tu Maestro contestarás siempre “Sí, Mi AMO”
  4. Tendrás solamente un Maestro.
  5. Usarás el collar que tu Maestro te ha dado, con orgullo porque es un signo de pertenencia y dedicación a él. Cuando aceptes el collar definitivo regalarás un mechón de cabello a tu Maestro.
  6. No tienes voluntad ni deseas nada. Tus únicos deseos son las órdenes de tu Maestro durante la sesión. Eres su instrumento, él podrá usarte en cualquier momento para obtener placer sexual o mental. Tu obligación es darle el máximo y sentir.
  7. Escucha con la máxima atención las palabras de tu Maestro y cumple sus órdenes al pie de la letra. El -detalle- es importante en el FBDSM. Máxima atención a sus palabras para tu entrenamiento.
  8. Socialmente y en público, fuera del modo de sesión, el máximo respeto, compostura y refinamiento es indiscutible. Tu Maestro te tratará socialmente como una reina y como Rey debes tratarlo (cuando el modo F BDSM no sea posible por motivos familiares, laborales, una boda, etcétera). Una relación F BDSM es también espiritual.
  9. No cruces la mirada con la de tu Maestro en sesión a menos que él te lo indique. Permanece con la mirada baja como símbolo de obediencia, entendimiento de la profundidad de la disciplina y sumisión.
  10. No usarás en vano la palabra u objeto de seguridad. Podrás perder el collar por esto.
  11. Tu Maestro establecerá las metas que debes conseguir y serás responsable de alcanzarlas.
  12. Aceptarás cualquier recompensa, disciplina o castigo que tu Maestro te imponga, porque eso hará de ti una sumisa mejor.
  13. Darás gracias a tu Maestro por todo lo que te da. Repetir infinitamente “gracias AMO” es correcto siempre que no se te haya ordenado silencio.
  14. Tu mayor satisfacción será satisfacer a tu Maestro. No puede haber mayor dolor que el sentimiento de saber que no está orgulloso de ti.
  15. Nunca tocarás tus pechos o sexo de cualquier manera que puedas experimentar placer sexual o sensual sin el permiso de tu Maestro. El Dominio es controlado por él.
  16. Llevarás tus piernas y sexo completamente depilado, o exactamente en la forma que tu Maestro haya indicado.
  17. Mantendrás tu cabello con el estilo y color que satisfaga a tu Maestro, porque es el símbolo femenino de primer orden, y porque tu Maestro maneja la dualidad; así aunque el cabello se asocia a la seducción, a la lujuria y al pecado, para algunos ascetas y ermitaños, una larga cabellera hace referencia a una vida apartada de la vanidad de las costumbres, él lo usará a su criterio para las más bajas prácticas así como para lo más sublime.
  18. El semen de tu Maestro será para ti un regalo precioso y un exquisito manjar que en ningún caso debes desperdiciar. Él entrega y tú recibes.
  19. Solicita periódicamente autorización para exponer a tu Maestro un balance de tu sumisión: los cambios que notas, los logros de los que te sientes orgullosa, aquellas cosas en las que temes no complacerle totalmente. Confiesa todo aquello que realices en contra de su voluntad y pídele ayuda. Tendrás confianza en tu Maestro y no olvidarás que él piensa siempre en tu bienestar emocional y físico. Le comunicarás siempre tus emociones tras las sesiones de manera tranquila. Tras esto, renueva tus promesas de sumisión y el valor de tu collar.
  20. El poder y la autoridad de tu Maestro te infunden respeto. Su sabiduría, saberlo perverso y su refinamiento te fascinan. Estás orgullosa de pertenecerle y tu máxima satisfacción es comprobar que se siente a gusto. Regala tras sesiones fuera de lo común un mechón de cabello a tu Maestro como símbolo de pertenencia y adoración. Están creciendo juntos, eres su diamante y te está puliendo; brilla.
"Shine" óleo sobre tela: Rigel Herrera
“Shine” óleo sobre tela: Rigel Herrera

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Sade, el reflejo de una sociedad hipócrita

2 de diciembre de 1814

Sade, de 74 años, murió pacíficamente mientras dormía después de un acto de sodomía con su amante adolescente. En su testamento Sade pidió que su cuerpo fuese llevado a un lugar del bosque para dejar que se pudriese bajo los árboles. Su deseo fue denegado y fue enterrado en un cementerio donde no descansaría en paz. Veinte años después, su cuerpo fue exhumado por científicos que estudiaban una nueva teoría; que las características de la personalidad podían ser determinadas estudiando la forma del cráneo. Según la opinión de estos expertos el cráneo de Sade era “el de un espécimen humano perfecto”. Era similar en todos sus puntos al del padre de una iglesia… ¡wow!

El Marques de Sade
El Marqués de Sade

¿Era maligno el Marqués de Sade? Los científicos sólo dijeron que representaba al mal, y que deliberadamente produjo un conjunto de escrituras con las que el mal sería lanzado al mundo, para seguir su curso y creando un mito o leyenda sobre sí mismo,

200 años después, Sade era y es aún el reflejo de las contradicciones que vive el mundo. Nació en una cuna de oro, fue admirado y repudiado por su propia élite, ateo y critico del cristianismo y judaísmo, escandalizó a la sociedad y fue condenado multitud de veces a prisión e incluso a la muerte, la suerte le salvó y se vio en la irónica situación de ser perseguido por sus suegros para matarle, mismos a los que salvó más adelante en la revolución francesa y se vieron obligados a pedirle perdón. Con el paso de los siglos su obra despierta admiraciones y la peor opinión. Vivió el final de sus días en un manicomio desde donde escribió sus obras más brillantes y base del estudio actual sobre las perversiones humanas.

Las contradicciones del mundo son patentes; EEUU con leyes tan absurdas como prohibir el acto sexual con las luces encendidas (Virginia), a la vez es la nación con la industria nº1 del porno, y la iglesia Católica cuenta con numerosos escándalos de pederastia sin a penas condenas… podríamos hablar un día completo de estos contrastes. El sexo es de interés universal para los humanos digan lo que digan, si no mira:

  • En todo 2016 hubo -23 MIL millones- de visitas al portal PornHub (y hay miles de portales de porno en Internet).
  • Tuvo 64 millones de visitas diarias, 44.000 por minuto.
  • En total se vieron 91.980.225.000 vídeos, a una media de 12,5 vídeos por habitante de la Tierra.
  • El tiempo visionado de todos esos vídeos equivale a 524.375 años
  • El país que aporta más tráfico a PornHub es Estados Unidos, seguido de Reino Unido y Canadá. España está en el puesto número 13.

    Industria del porno

Volviendo al tema; independientemente del estudio y análisis de la obra de Sade desde cualquier ámbito (filosófico, psicológico, moral, etc.) es considerable subrayar que de la naturaleza de sus actos, y a partir de su apellido, surge en la lengua universal la palabra “Sadismo”, según el diccionario comercial, ya que en la RAE no aparece (ni nos importa de nuevo), se lee: ”(De Sade, n.p. de un novelista francés.) M. perversión sexual de que provoca su propia excitación cometiendo actos de crueldad en otra persona. 2. fig. Crueldad refinada, con placer de quien la ejecuta”.

Sexo Sádico
Sexo Sádico

La gente se escandaliza con Sade y seguirá haciéndolo porque nos obliga a mirar en el oscuro espejo de la naturaleza humana. La mayoría desea creer que somos básicamente buenos y que estamos en una evolución continua hacia una superioridad moral. La obra de Sade demuestra que estamos muy movidos por el primitivismo y barbarismo y que la historia humana va hacia el desarrollo económico, hacia lo tecnológico, pero no a la perfección espiritual.

La sociedad europea actual es más transparente y natural en lo que respecta a la sexualidad y las preferencias sexuales, el continente americano es más erótico y más hipócrita aún que el europeo, el sadismo lo llevamos implícito, reconocerlo es la semilla o la primera piedra que permite evolucionarlo y mantenerlo “a raya”. ¿A caso la pornografía no es hacer carne de cañón a niños y civiles bajo cobardes terroríficos y avanzados drones?, moralmente nos parece natural que haya bajas “colaterales”, “fuego amigo”, reconozcamos que cierto regocijo o placer hallamos en la guerra, “es necesaria para la paz” nos decimos en nuestros adentros. Yo afirmo matar civiles y niños: ES pornografía. El sexo entre personas, la violencia entre adultos consentidos, si la observamos desde fuera hipócritamente la clasificamos como XXX, yo digo que es una preferencia sin más.

Si quieres saber sobre el BDSM no puedes omitir al Marqués de Sade, estudiarlo te permite de manera inteligente saber el origen de los instintos por medio de alguien que, aún enfermo, tuvo la capacidad de documentar la naturaleza humana en la raíz del sexo como bajo instinto.

La importancia del Marqués de Sade radica, en que se le adjudica el sadismo como acto sexual, además de esclarecer la naturaleza sexual del fetichismo, voyeurismo, y las perversiones anales de la sodomía, por mencionar sólo algunas. Es difícil encontrar una desviación sexual, del instinto o del objeto, anormal, heterosexual, homosexual, autosexual o bestial, que no se halle en la obra de Sade.

Para Octavio Paz la obra de Sade es sobre todo filosófica, y después de esta, vendrán las diversas aproximaciones en torno a ella.

“A partir de ciertos principios que considera evidentes, sin recurrir a la experiencia directa o a la observación, utilizando hasta el máximo el método deductivo y combinatorio, es decir, por un inmenso trabajo de especulación, Sade llega a ciertas verdades. Estos principios constituyen lo que podría llamarse su filosofía. Gracias a ellos descubrió realidades que, por más explosivas y atroces que nos parezcan, no dejan de ser nuestras. Así, pues, no deben de ser tan caprichosos o delirantes como generalmente se piensa. En suma, el principal interés de la obra de Sade es de orden filosófico”

La obra del divino Marqués de Sade fue una de las más influyentes y determinantes del Siglo XX. Fue la pólvora que artistas plásticos, poetas y cineastas usaron para hacer estallar su faceta más perturbadora, tanto que en la época de los surrealistas fue elegido como uno de sus héroes.

Octavio Paz le dedicó el ensayo Un más allá erótico: Sade. El poeta Guillaume Apollinaire (Roma, 1880–1918) considerado uno de sus principales reinvindicadores lo llamó “El divino Marqués… el espíritu más libre que haya existido”; el poeta y pintor inglés William Blake afirma sobre su obra “El camino del exceso conduce al palacio de la sabiduría”. Cineastas como el Luis Buñuel y su cinta L’Age d’Or (1930), Salo (1975), Pier Paolo Pasolini, Marquis (1989), Conspirators of Pleasure (1997), de Jan Svankmajer y la reciente Quills, de Philip Kaufman. Así como todos estos artistas han contribuido a explicar esa particular visión del mundo, Rigel Herrera se da a la tarea -en sus estudios, su obra, en su persona, de manera exquisita-, de ofrecer un panorama de todas estas ideas y proyectarlas en el presente modelo pictórico.

"Los Agresores II" pintura: Rigel Herrera
“Los Agresores II” pintura: Rigel Herrera

Perversión. Aunque no viene de nuevo en el RAE, significa: (Del lat. perversio, -önis.) f. Acción y efecto de pervertir o pervertirse. //2. Estado de error o corrupción de costumbres.

Pervertir. Según RAE: (Del lat. pervertere.) tr. Perturbar el orden o estado de las cosas.// 2. Viciar con malas doctrinas o ejemplos las costumbres, la fe, el gusto, etc.

Estas definiciones permanecen claras hasta que surgen preguntas como: ¿Cuáles son las buenas costumbres? y ¿cuáles son las buenas doctrinas? En la psicología, las perversiones son alteraciones de la personalidad en relación con la sexualidad del individuo. El término es utilizado únicamente en los casos relacionados con las desviaciones sexuales. Seamos coherentes, ¿decir perversiones es un término justo? Yo tengo mis dudas, pero bueno, sigamos indagando.

Las perversiones (según Guillette) o alteraciones son la manifestación inconsciente de un deseo, es el reflejo de un trastorno profundo en el desarrollo psicosexual del sujeto, en su emocionalidad y su expresión sexual. El Dr. Paul Gillette presenta este esquema del mecanismo de la libido:

captura-de-pantalla-2017-02-19-a-las-20-37-03
Mecanismo de la Líbido, del Dr. Paul Guillette

Mecanismo de la libido después de la traumatización, mostrando la liberación de las perversiones:

captura-de-pantalla-2017-02-19-a-las-20-39-00
Mecanismo de la Líbido, después del trauma

El Dr. Gillette afirma que todo ser humano tiene perversiones, la diferencia está en el grado en que se encuentran nuestra libido. Elizondo advierte que fue Freud quien observó que se dan tendencias perversas y ocasionalmente actos perversos, o por lo menos fantasías, en la vida de todo individuo, ya sea normal o neurótico. La filosofía en la alcoba da cuenta de ello con escenas como la siguiente:

“Eugenia:

¡Vaya capricho, que fantasía tan extraordinaria!

Dolmancé:

Ninguna de esas fantasías puede recibir tal calificativo; todas ellas existen en la naturaleza, que se ha complacido, al crear a los hombres, en diferenciar lo mismo sus gustos que sus rostros, y por eso no debemos sentirnos más sorprendidos de la diversidad que la naturaleza ha puesto en nuestras aficiones que de las diferencias con que ha marcada nuestros rasgos corporales.”

Hay una diferencia entre las perversiones de cuerpo que son: el sadismo, el masoquismo, la ninfomanía, el exhibicionismo, el anilingus; y las de objeto que son: la coprofilia, la urolagnia, la bestialidad, la cleptomanía y la piromanía, el fetichismo, el voyeurismo, etcétera. Este tipo de conductas representan una incontrolable necesidad de satisfacción a una tensión. Las perversiones son actos universalmente humanos así que no son instintivos, sino compulsivos. Fueron practicadas en todos los tiempos y entre todas las razas y algunas de ellas, en determinados períodos; fueron toleradas por la generalidad de la gente e incluso altamente estimadas.

Del diccionario psiquiátrico traduzco la definición de sadismo:

La perversión sexual en la que el orgasmo depende de la tortura que se infringe a otros o de causar dolor, maltrato y/o humillación al prójimo.” 

De Justine es el siguiente extracto muy próximo a la definición anterior:

–Queréis decir… –comenzó a decir Justine.

–Exactamente eso, querida –cloqueó el depravado Bressac–, te vamos a dar muerte.

Muy divertidos por los gritos y sollozos de la joven, Bressac y Jasmine arrastraron a la desdichada Justine más adentro del bosque, hasta que llegaron a un claro en el que cuatro árboles formaban un cuadro. Formando cuerdas con sus pañuelos, camisas y corbatas, ataron a la joven de brazos y piernas a los cuatro árboles, y tirando después de los amarres hasta que quedó colgada en el aire, con el rostro vuelto hacia abajo.

–¡Por Dios! –exclamó Bressac–. ¿No te excita esto, Jasmine? ¿Esta encantadora criatura estirada en esta forma? Contempla esas nalgas, amigo; mira cómo están de apretados los carrillos. Por la bragueta de Cristo, creo que tiene uno de los traseros más maravillosos que he visto. ¡Qué vergüenza que no tenga una verga como tú para acompañarlo, pues sentiría la tentación de meterle la mía dentro! Mas no; un hombre debe atenderse a sus principios, y los míos son: si no tiene verga, no te la cargues. 

Lo básico de la definición de sadismo es que el placer y el orgasmo se encuentra, en el sentido más estricto, relacionado en las acciones. Por lo tanto, se desprende que un sádico no disfruta únicamente realizando el acto sexual y ejecutando estas acciones, sino que su satisfacción depende de ello porque si no, estrictamente hablando, no se trataría de un sádico.

Para Sade el dolor es una consecuencia de la poca relación de los objetos extraños con las moléculas orgánicas que nos componen. Con eso entendemos que para él no existe el dolor, es por eso que las escenas que describe suelen ser bastante violentas y sádicas.

Hay que entender que en una relación sexual “dentro de lo normal”, los cuerpos se desnudan, mientras que en el acto sexual sadomasoquista los cuerpos se uniforman, llenándose de piel, cuero, plástico, metal, látigos, etcétera. Solamente lo que no cesa de doler es lo que no se olvida; es por eso que las relaciones sexuales cada vez son más violentas, con más marcas en los cuerpos a modo de tatuaje o suma de trofeos personales.

Aunque el sadismo proviene del nombre de Sade, esta perversión se ha conocido desde antes, prácticamente desde los albores de la civilización. Sin embargo, Sade fue el primer hombre en documentarlas con su obra narrativa, aunque esté considerada dentro de una tradición novelesca, o se vea como modo específico de conducta anormal:

             “El sádico busca que su víctima lo ame; ese amor está concebido como perdón con el cual se anulan los sentimientos de culpabilidad que interfieren con la satisfacción sexual”.

“Sosiego” es la postura en la que una sumisa recibe cariño de su Maestro. Claramente tiene un componente sádico y otro masoquista

Salvador Elizondo ha investigado los comportamientos anormales y concluye que en la historia humana encontramos múltiples ejemplos de mujeres célebres, cuyo espíritu asociado a la perversión y crueldad hace suponer la existencia de una perversión sádica. Enre otras hay que nombrar a Mesalina Catalina de Médicis, instigadora de la noche de San  Bartolomé, cuyo mayor placer era el hacer castigar delante suyo a sus damas de honor.

En la historia del sadismo, no existe un ejemplo más siniestro que la hermosa Erzébeth Báthory, también llamada la Condesa Sangrante. Era un vampiro humano, sacrificó a 600 vírgenes para satisfacer su insaciable sed de sangre. Diseñó personalmente dos de los instrumentos de tortura más sórdidos de todos los tiempos. El primero era una herrería cilíndrica, una jaula gigante erizada en su interior de agudos cuchillos; se izaba en el techo con un sistema de poleas con una jóven víctima desnuda dentro, el verdugo Thorko, con una larga lanza de acero al rojo vivo, obligaba a la cautiva a clavarse en las puntas de acero. Erzébeth, sentada bajo la jaula y también desnuda, recibía una lluvia de sangre fresca y ardiente. La jaula fue sustituida después por “La virgen de hierro”: una mujer de tamaño real, de hierro, hueca en su interior; por fuera pintada de color carne, maquillada y cubierta con una peluca. La víctima era colocada en su interior, con la boca cosida para evitar que emitiera gritos.

La sociedad de hoy es infinitamente peor que cualquier relato que podamos encontrar en la obra de Sade, “la deep web” puede dejarte sin dormir muchas noches. En crueldad somos unos maestros de aquel Marqués, somos peores. Sin embargo hay evolución también; la disciplina BDSM efectivamente incluye el componente del sadismo, mas no el crimen, tiene protocolos, reglas, formas. La nueva corriente FBDSM agrega elementos espirituales basados en la búsqueda del Nirvana por medio de la experimentación sensorial extrema y, a la vez, de depositar fe en el Maestro por parte de la parte sumisa para el objetivo elevado.

Maestro aplicando el “collar de entrenamiento”

Para que quede bien claro; estudiar el pasado es una obligación, precisamente para que no se cometan los mismos errores en el futuro. Toda práctica que no sea voluntaria, consensuada, sana y segura no es BDSM, no es una elección libre, es un crimen y como tal queda fuera y rechazada por la disciplina BDSM.

No te refugies en las siglas BDSM si tus instintos te llevan a abusar, dañar física o psicológicamente a alguien, si tu enfermedad te incita a abusar de personas menores de edad o sin capacidad de decisión voluntaria no eres parte del colectivo.

El holocausto aparentemente ya se nos olvidó, los vientos de xenofobia, de racismo y de supremacismo son fuertes, no son el camino, no son correctos así los apoye una mayoría, y los crímenes relativos al sexo con un componente sexual de sadomasoquismo son eso, errores, crímenes.

El sadomasoquismo por libre albedrío, entre personas mayores, consensuado con límites y dentro de las rutinas y formas del BDSM son una práctica, una disciplina, un juego, una elección o preferencia, fuera de esas normas no caben bajo estas siglas.

restricción habitual de BDSM en la postura “Nadu”
Este texto lo he escrito basándome en mis propios estudios, mis propios criterios y experiencias, mis ideas equivocadas o no (me importa un pito en realidad la opinión externa) y, también inspirándome en mi musa “Rigel”, de lo que le he escuchado, lo que me ha instruido y lo que le he logrado ver y leer a hurtadillas, lo que he sisado cada vez que se descuida con mis “trucos de seducción”.
 Paz, Octavio.   Ideas y costumbres /ii, uso y símbolos. FCE.
Paz, Octavio.   Un más allá erótico: Sade.   México, Vuelta, 1993.   84 pp.

 

©2017 ItsGoodToBeBad.info todos los derechos reservados. Se permite la copia parcial digital siempre que se cite y etiquete digitalmente la fuente https://itsgoodtobebad.info. Si es con fin comercial se deberá solicitar una licencia previa a la publicación o lucro.

Guardar

Erotic Souvenir. El artista fetiche.

Ars versus fetiche.

Madrugadas sin dormir, un país nuevo pero no nuevo, aquí nací y no conozco, lo amo aunque me da miedo, me siento solo, tengo ganas de descubrir todo lo que me puede dar.

En este hogar-showroom prestado lleno de obras de arte, descubro mirando cuadros para matar las horas de insomnia a un tal “Rigel“, me parece provocador, sexy, adoro su uso del fetiche, y además flipo con lo descarado en su admiración de lo fémino. Pienso que me gustaría ser como él, capaz de expresar esas cosas con mis manos en un lienzo que se pueda ver en el salón de una casa, y que al mismo tiempo la abuelita no se sienta agredida. Yo no sé hacer eso, siento envidia no de la buena, dicen que es inspiración, yo digo que es envidia sin “apellidos”.

Ya va a amanecer, cuelgo una pieza en el clavo de la pared que tiene la luz general siempre bien puesta, éste tío me encanta y pienso, su obra me hace -sentir- bien y  mal, porque es muy fina pero es un poco pervertida.

Rocco, ¿me presentas un día al artista?. Claro ¿a quién?, pues a ese Rigel… él (Rocco) sólo me respondió con risas. Mi sorpresa fue el día que entré en un estudio pequeño, ni parece estudio, y charlé un buen rato con una chica que me recuerda a la Venus de Hohle Fels, -esa pieza de la prehistoria de hace 35 mil años de una mujer de pechos abundantes que dan ganas de amamantarte-, era pelirroja, melena rizada, y al salir, ya en el coche, se despidió de mi, arrancamos y oí de Rocco; bueno, ¿qué tal te cayó Rigel? ¡Cómo! ¿es una chica?

"Erotic Souvenir" óleo sobre tela, pintura: Rigel Herrera. Artista fetiche.
“Erotic Souvenir” óleo sobre tela, pintura: Rigel Herrera

Unos diez años después, tras un golpe directo en toda la cara que me hizo sentir como un patético “erotic souvenir” por culpa de una culicagada, abrí los ojos, siento que antes siempre estuve medio dormido, que mi consciencia jamás estuvo tan alerta, ahora analizo la obra de esta pelirroja y me identifico, los elementos que siempre llamaban mi atención en sus obras son un mundo que no había observado al detalle, todos tienen un genoma común: el BDSM y el fetiche.

Logro que me invite a su estudio, a sus exposiciones, conozco a sus compradores de obra, y con mi mayor arte de seducción logré también que a veces me invite a su casa. Ahora me encuentro sentado en su cocina, observando con detalle; obras de arte por todos lados, un Fabián Ugalde en la pared, libros eróticos, piezas de arte de todo tipo, muchos Silvester Stalone, cuchillos, una desarmonía armonizada por el rojo que domina ese ecosistema y por la temática: sexo.

¿Quieres unas quesadillas integrales y un agua de jamaica? Sí, gracias… wow, esas manitas me van a preparar algo de cenar. En lo que ella está cocinando alcanzo a escanear todo, hay un taco de papeles encima; es una tesis, “Estéticas Sadianas” Análisis de las perversiones sexuales como experiencia estética… por Rigel Herrera.

¿Tú qué harías? dicen que la ocasión hace al ladrón.

No puedo recordar el nombre de las personas, eso me hace sentir muy inseguro socialmente, porque me pone en apuros al presentar a la gente, no recuerdo cómo se llaman y me siento incomodo, nervioso. Pero si algo se me presenta bajo presión tengo memoria fotográfica y soy frío. Con las manos veloces me atreví a ojear la tesis sin permiso; leo todo lo que puedo, me siento excitado por la situación, me arriesgo a violentar la hospitalidad, y confirmo la afinidad en lo poco que puedo leer. Ahora resulta que una pintora es mi fetiche.

Llevo años escribiendo en privado, 17 para ser exacto, el día que abra todos mis posts el universo en el que me muevo va a entretenerse muchísimo, a mi colchón deberían matarlo porque sabe demasiado, he vivido mucho. Lo que me pasó hoy me ha terminado de cambiar, ya no me siento solo en esta apertura de ojos, me siento acompañado y con derecho a decir lo que me salga de las narices, desde hoy tengo el valor de escribir lo que mi mente sabe, lo que no sabe y quiere saber, lo que me gusta y lo que no, lo que me da miedo y lo que quisiera que a otros les sirva.

En este mundo tan loco, donde los buenos son los malos y al revés dependiendo de cómo o quién lo diga, o de cuántas veces lo repita o de su habilidad para convencer o mentir, y, lo más fuerte: donde aparentemente “el cosmos no tiene moral”, haré lo que me plazca por una vez. No, no una. Mil.

Esclavo de todas las artes, sin capacidad de dejar de sentir, ya no creo en el amor, paso de adaptarme a los inadaptados, ahí va.