En redes sociales, y firma en una relación FBDSM

Redes Sociales y firma.

Las parejas que viven bajo el sistema BDSM utilizan una nomenclatura específica que es muy discreta pero que les permite, entre entendidos, saber qué tipo de relación tienen.

En este mundo muchos Maestros y sumisas contactan e inician sus relaciones por Internet, pasan un periodo en una relación virtual donde se conocen, y también definen los límites que podrían regularles en el futuro.

Firma en una relación FBDSM:

Los símbolos que utilizamos son llaves { }, corchetes [ ], o acentos graves `, y el acento circunflejo ^.

Con collar de consideración o prueba
sumiso{AMO relación real
Sumiso{} relación cibernética

Con collar de entrenamiento, o en collar de Propiedad
Amo [sm] relación real
sumiso[AMO] relación real (la más utilizada)
Amo {sm} relación cibernética
sumiso{AMO} relación cibernética
AMO {[sm]} relación real y cibernética
sumiso{[AMO]} relación real y cibernética

También se ven las siguientes formas
sumiso{AMO`t (la t viene del inglés training)
sumiso{AMO^
sumiso`{AMO}
sumiso^AMO (se usa como protección virtual para que nadie asedie a la sumisa)

Como se puede ver incluso el espaciado entre letras es diferente para el Maestro que para la sumisa. Ni las mayúsculas o minúsculas, ni los espaciados son al azar, todo denota el grado de jerarquía asimétrica de los dos participantes.

Verás a muchas sumisas lucir con orgullo su collar con una placa que llevará sus iniciales[AMO].

Ejemplo de firma en una relación FBDSM:

Catherine Zeta Jones y Michael Douglas Danilovich

czj[MDD]  leerías en la firma, perfiles, o placa del collar de ella

Mdd [czj]  podría usar él, si lo deseara, en algún momento

*observa la diferencia de espaciados, mayúsculas y minúsculas…

Para una sumisa es un orgullo escribir en sus perfiles de redes sociales, o en la firma de sus emails, y ya no digamos en la placa de su collar, su nombre en formato BDSM; porque presume su relación de sumisión y entrega hacia su Maestro, además la -no disponibilidad- queda clara y demarca la “propiedad de”.

la firma en una relación FBDSM se usa en los perfiles de redes sociales y de mensajería con el formato explicado

El Maestro puede, a su elección, usar o no su firma en una relación FBDSM con este formato. En fiestas específicamente BDSM suele utilizar la nomenclatura como demarcación de territorio y propiedad.

Igual que en Facebook las parejas reflejan en sus perfiles “en una relación“, y todos los amigos saben de golpe sobre el nuevo noviazgo, en el mundo BDSM las sumisas publican simplemente, sin decir más, en sus perfiles de redes sociales su nombre con esta nomenclatura; los conocedores del significado comprenden lo ocurrido, y los amigos que no saben sobre el tema lo ven como algo curioso.

Salvo para asuntos laborales o profesionales, o si pudiera afectar el trabajo o la familia de la sumisa, un Maestro siempre dará por hecho que su sumisa utilizará en sus perfiles de redes, en aplicaciones de mensajes, blogs, chats y firmas de correspondencia este formato de firma en una relación FBDSM, desde el mismo día que se entregue el collar de Propiedad.

En collares inferiores al de Propiedad, el Maestro solicitará a la sumisa que utilice la nomenclatura, petición que se considera un orgullo por parte de ellas ya que demuestra una intención muy clara de propiedad futura y un cuidado especial por la relación.

En el BDSM todo es exagerado, es parte del juego

 

 

Quizás no te gusta esta escuela de pervertidos, si es así te ayudo con gusto, toma un link adecuado a tu mundo, puedes volar y hacer CLICK AQUÍ.

©2017 ItsGoodToBeBad.info todos los derechos reservados. Se permite la copia parcial digital siempre que se cite y etiquete digitalmente la fuente https://itsgoodtobebad.info. Si es con fin comercial se deberá solicitar una licencia previa a la publicación o lucro.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

¿Sumisión es machismo? El “FBDSM”. El Maestro perverso.

"Killing Me Softly" pintura: Rigel Herrera
“Killing Me Softly” pintura: Rigel Herrera

Lo que funciona es lo correcto para una pareja.

¿Crees que las definiciones “correcto” y “verdadero” son lo mismo? La filosofía dice que “correcto” es cualquier hecho que pueda ser comprobado científicamente, es algo regido por una ley, no cambia ni por el lugar ni por la religión, momento ni contexto; 2+2 siempre serán 4 da igual si estás en Asia o América, si crees o no en las matemáticas o si sabes o no sumar. “Verdadero” es aquello que viene de nuestros pensamientos o ideas, tal véz piensas que tener más de 1 esposa es malo, pero en Arabia, es algo común nada perverso y menos machista. Depende del contexto histórico y cultural. Por eso muchas veces la gente difiere, critica ciertos ideales, y no toma en cuenta que el modo de ver ciertas situaciones es distinto.

¿Es perverso ser sumiso? Verás; en 1987 la Asociación Estadounidense de Psiquiatría eliminó el término “perverso” de la terminología psiquiátrica mundial. Desde entonces se denomina “parafilia. Ah ok, parafilia… Sigo; las consideraciones acerca del comportamiento considerado parafílico dependen de las convenciones sociales, por ejemplo, el sexo oral o la masturbación fueron consideradas parafilias hasta mediados del siglo XX, hoy en día se consideran prácticas no parafílicas y es más, son prácticas que se consideran saludables y positivas para el individuo y en la pareja.

Una parafilia (del griego παρά, pará: ‘al margen de’, y φιλία, filía: ‘amor’) es un patrón de comportamiento sexual en el que la fuente predominante de placer se encuentra en objetos, situaciones, actividades o individuos atípicos.

Lo que sí creo es que, siempre que la actividad del sujeto no se límite -únicamente- a esa actividad, lo que sería entonces una obsesión, si a la pareja le funciona algo entonces es correcto porque es verdadero para ellos, y, creo que el término “perverso” en la alcoba es más una palabra divertida que negativa. Perverso en todo caso es que manden drones con bombas a una ciudad que puede haber niños y mujeres, y nunca una práctica sexual entre adultos conscientes y que de manera voluntaria disfrutan y crecen.

“mátame suavemente, fóllame como si me odiaras”…

RAE dice:

sumiso, sa

Del lat. submissus, part. pas. de submittĕre ‘someter’.

1. adj. Obedientesubordinado.

2. adj. Rendidosubyugado.

y también nos dice:

machismo

De macho1 e -ismo.

1. m. Actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres.

El ecosistema mental erótico-romántico de las personas es infinito en variedad, en una pareja cuando una de las partes se impone con prepotencia estará coartando los derechos de la otra, limitando su voluntad y libertad, se romperá la situación en el momento que la fuerza que oprime deje de ser la más fuerte. Cuando voluntariamente se entrega la fe a la otra parte, no solamente es un abandono sumiso y un regalo, sino que además es inquebrantable.

La sumisión es un juego erótico. Para ser Maestro se requiere una personalidad madura, es imposible ser muy joven y Maestro ya que únicamente con las horas de vuelo se alcanza el expertize necesario en multitud de áreas; conocimiento del mundo, artes, cultura, comida, modales, y además amplia experiencia en el ámbito sexual. Sin todo eso, no es viable tener aplomo ni una mente deliciosamente pervertida y refinada en las mismas proporciones.

El problema es encontrar a quién someterse, porque pondrás tu bien estar en manos ajenas.

Si el Maestro es la persona adecuada su misión será hacerte SENTIR. Sentir mucho. Mucho amor, mucha protección, mucho morbo, miedo, placer, dolor, etcétera. Si la finalidad de la vida humana fuera la experiencia sensorial, un Maestro podrá enseñarte a sentir a tal grado que, en sus manos, aprendas a aislar las sensaciones y saber que son respuestas nerviosas de tu sistema; aprender a contemplarlas. Contemplar y aceptar ¿no es el Nirvana?.

Ejemplo; llévate a una situación en la que tengas un frío tan fuerte, que tu cuerpo tiemble intensamente (p.e. sumérgete en la bañera con el agua más fría posible), en ese estado date la orden de dejar de temblar, comprobarás que es posible, no se moverá nada de tu cuerpo, podrás analizar y entender qué es el frío, observarlo, sabrás que el sistema nervioso te avisa permanentemente de todo lo que ocurre a tu alrrededor mediante indicaciones de dolor y placer mas no es algo a lo que debas reaccionar siempre. La sumisión FBDSM es similar, el aprendizaje es no tener el control, tener fe en tu Maestro, sentir intensamente.

El entrono seguro en el que transcurren las enseñanzas del Maestro garantizan 4 premisas; que jamás ocurrirá nada que sea malo para tu salud, ni para tu familia o trabajo, y se hallará dentro de los límites que antes prefijaste.

lo perverso y los juegos atípicos pero deliciosos.
lo perverso y los juegos atípicos pero deliciosos.

La evolución tiene como pilar el estímulo externo al cual debe adaptarse o morir. El día a día sin apenas percibirlo se rige por lo mismo, por ejemplo: la musculatura del cuerpo tiene dos procesos, atrofia (si no se utiliza el músculo, se reduce el volumen) e hipertrofia (cuando se hacen esfuerzos musculares, hay desarrollo). Con los músculos ocurre como con la vida; el crecimiento significativo requiere desafío y estrés. A la vez podemos decir que, el término nekkhamma, traducido habitualmente como “renuncia” (del budismo), explica la idea del abandono del mundo para dirigirse a una vida sagrada o la liberación del ansia y los deseos, y, en el budismo Zen, uno de los términos más importantes para desapego es “wú niàn” (無念), que significa “no pensamiento“.

La sumisión es una práctica que implica el estímulo o estrés constante y el desapego, ya que la sumisa no toma decisión alguna, no se hace lo que ella desea, simplemente aprende a aceptar lo que la sesión le ofrece por medio del Maestro, a su vez él se obliga a reinventar infinitamente la relación. Las relaciones vainilla intercambian los deseos de los participantes, alternan y tienden al equilibrio entre lo masculino y femenino y son simples, por eso las parejas terminan aburriéndose, no hay un objetivo declarado en la cama más allá del orgasmo. En el BDSM la relación es asimétrica y sofisticada, y en el “F BDSM” además tiene bases amplias, los nuevos Maestros tienen nuevos conocimientos y como te he explicado, la disciplina va más allá, tiene raíces profundas en la Fe (faith), de ahí la letra F.

"FBDSM" submissive girl
“FBDSM” submissive girl

¿Por qué ser sumisa? Si tu psique siente placer con estas ideas, si te sientes cómoda pensando en un rol así, si tu umbral del dolor es elevado, si sexualmente disfrutas con cierta agresividad y tu mente es muy morbosa (dedica mucho tiempo a pensar en sexo), te gusta el fetichismo, los juguetes, eliges lo intenso y el riesgo habitualmente, eres activa poco perezosa y, sobretodo si encontraste una pareja que tiene el mix adecuado en el que puedas experimentar el FBDSM, puedes ser feliz como sumisa en esta nueva disciplina.

¿Por qué no ser sumisa? Si tu mente y sentir perciben incomodidad al leer estas palabras y pensar en estas ideas, si no es tu hit nada de lo extremo, si tus limites en la cama son bajos, por ejemplo no te gusta el sexo oral, o no te gusta el sexo anal, no te gustan mas que algunas posturas, eres perezosa y sobre todo también, si no se presenta el Maestro, no entres en ninguna disciplina BDSM. Las relaciones llamadas vainilla pueden ser también muy divertidas, puedes practicar sólo algo de masoquismo y no la disciplina completa, suma algo perverso, un juguete o una actividad atípica para ti y nada más.

Ser sumisa es un modelo de pareja, es un juego, tiene el eje primordial de SENTIR, es para relaciones muy leales y muy atrevidas, no es ser golpeada sin más, no es ser fornicada sin más, es un conjunto de experiencias muy elaboradas, con muchos protocolos, con dos partes muy diferenciadas; una masculina que entra, cuida, instruye e ingenia infinitas maneras de sentir contrastes (placer, dolor, frío, calor, seguridad, miedo, descontrol, protección, humillación, obediencia, complicidad, etc.), y otra femenina que confía, recibe, entrega y se abre (el cuerpo, la mente, su fe).

Rae dice:
domar

Del lat. domāre.

1. tr. Sujetaramansar y hacer dócil al animal a fuerza de ejercicio y enseñanza.

Las personas sumisas de caracter muy fuerte son las mejores para el FBDSM, son muy inteligentes, brillantes, y el Maestro a base de entrenamiento hace flexible una parte erótica de su personalidad. Personalmente obras como “50 Sombras” me parecen ridículas, sin embargo hay un buen ejemplo en la serie de TV “Billions” en el que vemos a una pareja exitosa; él es un implacable fiscal de distrito en N.Y., y ella una destacada psicóloga en una compañía líder, en el día a día es absolutamente imposible doblegar o desviar la firmeza del personaje del fiscal Chuck, sin embargo en la intimidad es domado por su mujer, es una hermosa relación BDSM sofisticada y leal.

Los decálogos de “perfectas sumisas” son muy variados en las redes, parte del juego es que tengan componentes exagerados, el extremo es una de las patas de esta mesa que se llama FBDSM.

Cuando estés en sesión, las 20 normas que pueden regirte son:

  1. Recuerda que eres el tesoro más grande de tu Maestro, él planea permanentemente en su mente cómo cumplir su compromiso de hacerte sentir, de entrenarte en el desapego a querer decidir, y valora tu fe.
  2. Discutirás con detalle tus límites con tu Maestro fuera de la situación de sesión.
  3. Nunca demostrarás desacato hacia tu Maestro en ninguna forma, si está dentro de los límites fijados, no es malo para tu salud, familia o trabajo; no puedes. A cualquier indicación de tu Maestro contestarás siempre “Sí, Mi AMO”
  4. Tendrás solamente un Maestro.
  5. Usarás el collar que tu Maestro te ha dado, con orgullo porque es un signo de pertenencia y dedicación a él. Cuando aceptes el collar definitivo regalarás un mechón de cabello a tu Maestro.
  6. No tienes voluntad ni deseas nada. Tus únicos deseos son las órdenes de tu Maestro durante la sesión. Eres su instrumento, él podrá usarte en cualquier momento para obtener placer sexual o mental. Tu obligación es darle el máximo y sentir.
  7. Escucha con la máxima atención las palabras de tu Maestro y cumple sus órdenes al pie de la letra. El -detalle- es importante en el FBDSM. Máxima atención a sus palabras para tu entrenamiento.
  8. Socialmente y en público, fuera del modo de sesión, el máximo respeto, compostura y refinamiento es indiscutible. Tu Maestro te tratará socialmente como una reina y como Rey debes tratarlo (cuando el modo F BDSM no sea posible por motivos familiares, laborales, una boda, etcétera). Una relación F BDSM es también espiritual.
  9. No cruces la mirada con la de tu Maestro en sesión a menos que él te lo indique. Permanece con la mirada baja como símbolo de obediencia, entendimiento de la profundidad de la disciplina y sumisión.
  10. No usarás en vano la palabra u objeto de seguridad. Podrás perder el collar por esto.
  11. Tu Maestro establecerá las metas que debes conseguir y serás responsable de alcanzarlas.
  12. Aceptarás cualquier recompensa, disciplina o castigo que tu Maestro te imponga, porque eso hará de ti una sumisa mejor.
  13. Darás gracias a tu Maestro por todo lo que te da. Repetir infinitamente “gracias AMO” es correcto siempre que no se te haya ordenado silencio.
  14. Tu mayor satisfacción será satisfacer a tu Maestro. No puede haber mayor dolor que el sentimiento de saber que no está orgulloso de ti.
  15. Nunca tocarás tus pechos o sexo de cualquier manera que puedas experimentar placer sexual o sensual sin el permiso de tu Maestro. El Dominio es controlado por él.
  16. Llevarás tus piernas y sexo completamente depilado, o exactamente en la forma que tu Maestro haya indicado.
  17. Mantendrás tu cabello con el estilo y color que satisfaga a tu Maestro, porque es el símbolo femenino de primer orden, y porque tu Maestro maneja la dualidad; así aunque el cabello se asocia a la seducción, a la lujuria y al pecado, para algunos ascetas y ermitaños, una larga cabellera hace referencia a una vida apartada de la vanidad de las costumbres, él lo usará a su criterio para las más bajas prácticas así como para lo más sublime.
  18. El semen de tu Maestro será para ti un regalo precioso y un exquisito manjar que en ningún caso debes desperdiciar. Él entrega y tú recibes.
  19. Solicita periódicamente autorización para exponer a tu Maestro un balance de tu sumisión: los cambios que notas, los logros de los que te sientes orgullosa, aquellas cosas en las que temes no complacerle totalmente. Confiesa todo aquello que realices en contra de su voluntad y pídele ayuda. Tendrás confianza en tu Maestro y no olvidarás que él piensa siempre en tu bienestar emocional y físico. Le comunicarás siempre tus emociones tras las sesiones de manera tranquila. Tras esto, renueva tus promesas de sumisión y el valor de tu collar.
  20. El poder y la autoridad de tu Maestro te infunden respeto. Su sabiduría, saberlo perverso y su refinamiento te fascinan. Estás orgullosa de pertenecerle y tu máxima satisfacción es comprobar que se siente a gusto. Regala tras sesiones fuera de lo común un mechón de cabello a tu Maestro como símbolo de pertenencia y adoración. Están creciendo juntos, eres su diamante y te está puliendo; brilla.
"Shine" óleo sobre tela: Rigel Herrera
“Shine” óleo sobre tela: Rigel Herrera

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar