Otros Collares y avalorios BDSM

Otros Collares y avalorios BDSM

Aparte de los 4 collares principales, que oficialmente demarcan territorio en el mundo FBDSM, hay otros que son igualmente divertidos y utilizados habitualmente. Te los cuento en una guía rápida de 8 puntos.

1.- Usar gargantillas negras no es lo mismo que un collar de relación. Si eres soltera, lo que en BDSM se denomina una vagabunda, no deberíasjamás utilizar collares que tengan una placa o un candado.

Los collares delgados con lazos de cinta son lo más adecuado para las vagabundas, o las gargantillas sencillas de cuero sin nada más o con argollas muy sencillas.

Si necesitas llevar algo al cuello como expresión de pertenencia al estilo de vida “no vainilla”, elige gargantillas o hazte meritoria de un collar de protección de un Maestro.

2.- Collar de protección: Collar, con o sin cadena, o cadena sola que una sumisa sin Maestro luce y usa en un acontecimiento público. Indica que se encuentra bajo la protección de un Maestro y así evita el acoso, aclara la no disponibilidad o el status equivalente a “taken”.

Nunca debe llevar un candado, para cerrarlo puede llevar lazos de cinta o una hebilla, tampoco puede llevar una placa, si se desea llevar una placa debe leerse “P” o “PINICIALES” del Maestro protector.

Si cualquier otro Dominante deseara acercarse a la sumisa; deberá hacerlo por medio del Maestro protector quien conoce en tal profundidad a la sumisa que decidirá con pleno derecho la posibilidad de oferta de collar de consideración por parte del candidato o el rechazo de acercamiento.

Cuando la protección termina la sumisa siempre devuelve el collar al protector, que orgullosamente los colecciona ya que son el equivalente a galones militares. En la devolucion la sumisa suele, en agradecimiento, obsequiar un mechón de cabello o de vello púbico, sin embargo la protección no implica sesionado o contacto sexual, es una relación profunda de protectorado y adiestramiento puramente teórico.

Se dan casos en que el protector y sumisa pasan a collares superiores y finalmente llegan al de propiedad, pero deberán entonces pasar por el collar de consideración y seguir todo el protocolo.

3.- Collar de paseo: Se llama así al collar decorativo, vistoso, bonito, que se le pone a la sumisa para las exhibiciones BDSM o incluso para los lugares públicos.

collar de paseo

También es el que se utiliza para los juegos de animalización para obligar a la sumisa a andar a cuatro patas. Se suele complementar con elementos como orejas, bozales, pezuñas, colas, etcétera.

4.- Collar de inmovilización: De cuero o de metal con argolla de anclaje para unir a un punto fijo como una barra, una pared o una viga.

el collar de castigo es muy similar al postural, en este caso tiene una única fijación trasera

Permite inmovilizar a la sumisa a un objeto o en una cierta postura forzada. Puede llevar más argollas. Se usa como castigo o para impartir disciplina.

 

5.- Collar de bondaje o de juego: El más importante, porque es el que se utiliza exclusivamente para las sesiones, es el que más se usa. Tiene al menos una argolla central o dos laterales y es de una hechura robusta que permite trabajar fuertemente con él.

collar rudo de bondage, incluye un candado posterior para hacer imposible su retirada

Puede tener más argollas o elementos extra de entrenamiento como un gag o mordaza.

collar de bondage con mordaza incluida

Es el collar que se usa para trabajo duro, para adiestrar y jugar. Es IMPRESCINDIBLE en el FBDSM, si no tienes al menos uno; eres un vainilla de mierda posturillas como Gray.

6.- Collar de penitencia, y Cilicios: es un collar que realmente produce mucho dolor, es el más rudo de los collares, se usa en situaciones especiales de disciplina.

collar de castigo adquirido en una tienda para perros (y perras)

En los perros se usa para entrenar a las razas más agresivas. Solo las parejas de status 3 con Maestros experimentados y que les gusta el juego realmente intenso lo utilizan ya que deja marcas temporales en la piel que son muy excitantes ya que evidentemente se produjeron por este tipo de collar.

cilicio comprado en RopaFetish.com

Es suficientemente doloroso sin más elementos o castigos y deja marcas. Puede usarse también en el muslo.

7.- Collar de fiesta social: Collar u otro elemento decorativo alrededor del cuello o muñeca de una sumisa, hecho por ejemplo de cuero o plástico.

Mastersmok es un fabricante ruso espectacular, además especialista en látigos.

Mastersmok

El objetivo es presumir del avalorio BDSM y demarcar territorio. Cuanto más fashion mejor, todo está permitido en materiales o diseño y la única regla es que no incumpla la norma de candados o etiquetas si no se disfruta de ese status.

8.- Collar postural: A veces llamado también corset, se usa para restringir el movimiento del cuello, mantiene el cuello estirado y recto además de la barbilla elevada. Suele ser de cuero, de metal, o de plástico. Puede tener o no argollas para fijar las manos o cualquier otro elemento de restricción.

Los más sofisticados son muy clinico-médicos, con una apariencia ortopédica que solo se diferencia para el mundo BDSM porque lleva anillas para otras restricciones.

stockroom.com

El objetivo de estos collares es forzar a modo de castigo la postura y limitar el movimiento como penitencia. Los hay simples y también muy agresivos.

¡Cuanto más exagerado más divertido! es un juego no lo olvides.

Quizás no te gusta esta escuela de pervertidos, te ayudo con un link adecuado a tu mundo, puedes volar y hacer CLICK AQUÍ.

©2017 ItsGoodToBeBad.info todos los derechos reservados. Se permite la copia parcial digital siempre que se cite y etiquete digitalmente la fuente https://itsgoodtobebad.info. Si es con fin comercial se deberá solicitar una licencia previa a la publicación o lucro.

Guardar

Guardar

Guardar

El abc de los collares de sumisión.

El abc de los collares de sumisión
“El Collar” pintura, Rigel Herrera
El símbolo

La simbología religiosa del anillo de compromiso o de matrimonio es, en el mundo BDSM, el equivalente al uso del collar de niveles 2 y 3.

Ofrecer y aceptar un collar implica una serie de acontecimientos y normas automáticas.

Hay básicamente tres tipos de collar social;

el collar de “Consideracion”, el de “Entrenamiento”, y el de “Propiedad”

Los collares que definen el tipo de relación son independientes a los collares que se usan durante una sesión, que son diferentes porque son “de trabajo”. Se pueden recibir o regalar muchos más collares durante la relación ya sea como recuerdo, celebración de aniversarios, o en acontecimientos importantes como podría ser la pérdida de ciertos tipos de virginidad.

Los collares siempre tendrán las características físicas o elementos que determinan el nivel en el que se encuentra la sumisa relacionada con su Maestro.

El anillo de “O”

Es el equivalente al collar, y en el FBDSM además significa “confianza“. Se utiliza en el dedo anular izquierdo de la sumisa, que es el que según los antiguos egipcios conecta con el corazón por medio de la vena amoris.

Lleva grabadas interior o exteriormente las iniciales o nombres en el formato BDSM; sumiso[AMO]. El anillo se usa además del collar o en su lugar, cuando por razones sociales o profesionales, no es viable vestir el collar de sumisión. El anillo de O es sólo es para relaciones de niveles 2 y 3.

Anillo de O

El Maestro puede, a su criterio, llevar también el anillo de O, en el dedo y mano que prefiera, aunque suele usarlo también en el dedo amoris, y suele llevar grabadas -pero solo interiormente- las iniciales o nombres en la terminología BDSM; Amo [sm].

La ceremonia

La Collarización es la ceremonia en la que la sumisa acepta formalmente el collar que le ofrece su Maestro, convirtiéndose a partir de ese momento en disponible para él en el nivel que el tipo de collar implique.

Tras la recepción del collar automáticamente el Maestro dispone del cuerpo de la sumisa en función del nivel del mismo.

Para la ceremonia de entrega de collar la sumisa conoce los siguientes 5 protocolos; 1) dress code totalmente en negro, siempre con falda, pues jamás se usa pantalón en ningún acontecimiento BDSM. 2) Para niveles 2 y 3 lleva como regalo un mechón de cabello o de vello púbico lo más cuidadosamente envuelto o presentado, o 3) también es posible que el Maestro haga él mismo el corte del regalo tras colocar el collar. 4) Ella lleva consigo un objeto o juguete especial, que suele ser de tipo irreverente, eso; si es que el Maestro lo solicitó previamente. 5) La sumisa siempre domina perfectamente la postura “collar”.


El Contrato innegociable

El Maestro, en niveles 2 y 3, puede o no presentar un contrato BDSM o requerir a la sumisa que lo escriba de su puño y letra en el mismo instante de la entrega del collar. El contrato no es negociable, en caso de disconformidad el acontecimiento puede fracasar de manera espontánea, en esa situación el Maestro se retira de inmediato. Se entiende que la fase de conocimiento previo con su determinación de limites se cubrió perfectamente, por lo que la negociación no es posible. Es realmente inusual que haya el más mínimo desacuerdo en ese momento, o sorpresas que hundan acontecimiento tan especial.

Maestro con máscara

Tres collares son el abc de los collares de sumisión

I. Collar de status de consideración. También conocido como collar de prueba.

Este collar indica que Maestro y sumisa consideran o prueban la compatibilidad y la posibilidad de comenzar en un futuro próximo una relación de adiestramiento o de propiedad, y que no es ligera su intención de conocerse. Desde su aceptación se usará siempre sobre el cuello de la sumisa incluso el día que se defina el paso al siguiente collar, o se produzca el fin de la relación de prueba.

El collar de prueba puede darse y usarse solo, o también además de una cadena dada por el Maestro. Físicamente no tiene rasgos especiales salvo que inequívocamente jamás llevará candado ni placa. Suele ser de cintas, y puede llevar la anilla característica o el símbolo BDSM, elementos metálicos, y es de color negro o combinación del negro con otro color, habitualmente el azul, el rojo o el morado/violeta.

La consideración es durante un período acordado, por ejemplo dos meses, el espacio de convivencia, de conocimiento mutuo, de valoración y reflexión para una posible relación más formal. Ambos se divierten, salen, charlan sobre sus límites, etcétera; es un pre noviazgo. Además indica al resto de la gente la existencia de una relación potencial que impide o limita el acercamiento de cualquier otro Maestro a la sumisa.

ejemplo de collar de Consideración o de Prueba

Tras el periodo acordado, Maestro y sumisa pasan al siguiente nivel de entrenamiento o terminan la relación. El día que finaliza el periodo pactado quedan en persona y acontece el acuerdo de renovación de un nuevo periodo -siempre de igual duración-, la devolución del collar o bien la oferta del siguiente collar. La consideración jamás supera dos periodos.

Si la sumisa no está segura tras considerar, el Maestro no tendrá interés en ella ya que significa que no está preparada, está inmadura, o no es adecuada para ser entrenada por él.

Al haber finalizado el periodo de consideración pactado, siempre será la sumisa la que empiece el diálogo, pues la sumisión es un acto voluntario de entrega y en ese momento aún no se ha decidido, ella siempre respetará el dress code y usará el collar hasta que ocurra una de las siguientes tres posibilidades:

a) Si ella deseara ampliar el plazo; será la sumisa la que inicie la conversación afirmando respetuosamente que se encuentra feliz y desea seguir disfrutando del periodo de conocimiento del Maestro, no hará falta decir nada más. Si el Maestro también deseara renovar el plazo, agradecerá el respeto y se renovará el plazo sin hablar más del tema. Si él no deseara renovar actuará de acuerdo al próximo punto c).

b) Si se subiera al nivel 2. La sumisa iniciará la conversación con voz respetuosa y con una pregunta similar a; ¿Maestro, tienes algo qué ofrecerme que me permita crecer en mi conocimiento de la vida? o, ¿Maestro, me ofreces tu sabiduría?, si el Maestro también desea ofrecer el siguiente collar lo hará en ese momento agradeciendo el respeto hacia él, reconocerá el valor de las palabras dichas, prometerá protección a la sumisa y a su fe en él. Dirá algo similar a “deseo entrenarte, y te ofrezco un collar de entrenamiento”.

Quedarán para la ceremonia del siguiente collar, jamás se procederá en ese momento, puede procederse al siguiente día pero no de inmediato. El collar de consideración permanecerá en el cuello de la sumisa hasta que reciba el siguiente. El momento en el que se convertirá en propietaria del primer collar y portadora del segundo será tras la imprimación de su Maestro.

c) Si no se continuara la relación, si no se subiera al nivel 2:

Si el Maestro fuera quien no deseara entrenar a la sumisa subiendo al siguiente nivel; agradecerá el respeto, y ofrecerá a la sumisa un nuevo collar de protección diciendo algo como: “te ofrezco un collar de mi protección”. Preguntará si además desea quedarse con el anterior collar de consideración o si es que prefiere devolverlo. En el caso que ella aceptara el collar de protección del Maestro, él deberá obligatoriamente haberlo llevado a la cita, y, tras la devolución del anterior collar de consideración o recepción del regalo que le diera derecho a quedárselo, ordenará la posición collar para colocar a la sumisa la nueva protección, tras esto, ella debe marcharse. Podrán seguir la relación de proteccion pero deben dejar pasar al menos tres dias sin ningun tipo de contacto.

Si no deseara la sumisa ser entrenada e ir al siguiente nivel, pero ella deseara quedarse con el collar; entregará a cambio un mechón de su cabello o de vello púbico, puede haberlo previamente preparado en casa y entregarlo en las manos del Maestro que entenderá el significado de agradecimiento y el fin de la relación. Sin necesidad de decir nada más él respetará inequívocamente la decisión, se marchará, y no ofrecerá un collar de protección, en este caso sólo se puede dar protección si se esperan tres semanas y la sumisa acepta entonces una oferta formal de protección del Maestro realizada en persona una vez trascurrido ese periodo de espera.

Si ella no quiso traer el mechón y desea quedarse el collar; dirá respetuosamente al Maestro que se siente agradecida por haber sido considerada y que desea orgullosamente quedarse con el collar. Inmediatamente agachará la cabeza colgando la cabellera por su lado izquierdo dando al Maestro la facilidad para el pequeño corte de cabello, o en silencio se tumbará rápidamente boca arriba con las manos tapando sus propios ojos y con las palmas hacia afuera para que el Maestro, de manera respetuosa, refinada y exquisita, haga el corte del vello púbico de la manera más delicada y excenta de otra cosa que no sea exclusivamente el corte con gala de maestría y caballerosidad.

Se considera tremendamente irrespetuoso y puede ser terrible para la reputación de ella quedarse un collar sin haber agradecido con el intercambio o seguido el protocolo.

Si no deseara la sumisa ser entrenada e ir al siguiente nivel, y además no deseara quedarse con el collar; el protocolo será de pie, nunca de rodillas, ella se lo quitará con sus propias manos y lo pondrá sobre las manos del Maestro.

Si hubieron algunos otros regalos durante el periodo de consideración jamás se devolverán.

Como dije, el collar de consideración o prueba es propiedad del Maestro, salvo que se compense con el gesto de agradecimiento del mechon debe devolverse. La mayoría de las veces, este collar es hecho a mano o mejorado a también manualmente por el Maestro, por eso el respeto a ser devuelto o el agradecimiento y compensación para quedárselo. La única justificacion para no devolverlo sería que el Maestro rechace tres veces el intento por parte de la sumisa para verse en persona, lo que significará que el dominante desea que ella se lo quede, siempre deben ser tres intentos inequívocos de devolución.

collar de Prueba, se puede comprar incuso en la sección de gatos en una tienda de mascotas, y se personaliza manualmente

II.- Collar de adiestramiento o entrenamiento. Es el collar que indica un avance en la relación, es el segundo nivel en el BDSM, el equivalente al anillo de compromiso y donde la sumisa acepta ser entrenada por su Maestro. Es un noviazgo formal.

el color negro, el cuero, la argolla, son los elementos más comunes en el collar de Entrenamiento

Físicamente es más fino y elaborado que el anterior, y suele tener una apariencia ligeramente más fuerte, puede ser con la característica argolla o con la anilla de mordaza, no es el que se utiliza en las sesiones.

el collar de Entrenamiento puede ser moderno y llamativo o sencillo y tradicional

El collar de entrenamiento nunca lleva candados ni etiquetas o placas. Esas características se reservan para el siguiente nivel de relación

collar tradicional de status de Entrenamiento

Existen lujosas tiendas que están llevando a otro nivel los accesorios, juguetes y collares. Te recominendo Zana Bayne, o una de mis favoritas; The Stockroom en Los Ángeles, que además pueden hacerte totalemte a medida cualquiera de los collares que desees. En Madrid encontrarás opciones veganas en Ropa Fetish.

existen collares BDSM veganos

Durante la relación de entrenamiento: las sesiones son intensas, el Maestro cuida que la sumisa conozca todos los protocolos y formas de vida del BDSM y se van practicando las enseñanzas, disciplina, juegos, castigos, diferentes tipos de mordazas, restricciones, etcétera.

III. Collar Definitivo o de Propiedad. Es un equivalente al anillo de matrimonio.

collar de propiedad con etiqueta

Este collar indica una relación seria y formal, es el símbolo y la intención de ambos de que la relación sea duradera y permanente. El Maestro lo ofrece a su sumisa para indicar públicamente su posesión y la sumisa lo cuida con devoción y respeto.

ejemplo de collar de Propiedad

Es un collar lujoso con o sin la cadena, una cadena o correa fina que incluye algo de cuero negro y se engancha a la muñeca con un brazalete, o además o en sustitución, puede ser un anillo de O de platino o de oro blanco que se usa en el dedo de casados.

correa de propiedad con candado, para usar en lugar o además del collar

Siempre lleva candado(s) y/o placa(s) o etiqueta indentificativa, igual que los collares de perros o gatos; con el nombre y/o teléfono del propietario y en el formato BDSM sumiso[AMO], o la palabra Maestro.

 

los candados y las placas identificativas se usan únicamente en este nivel de relación

Habitualmente transmite una imagen de Reina o Princesa, y puede ser todo lo sofisticado que el Maestro quiera. En The Stockroom tienes opciones increíbles y a medida.

la inspiración suele ser Cleopatra o el imperio romano, el cromo también es adecuado

La moda ha incorporado opciones muy modernas, puedes encontrar perfectos collares vanguardistas de Propiedad sin perder el significado BDSM.

sofisticado ejemplo de collar de Propiedad

Otro tipo de Collares

En un artículo aparte hablaré de todos los otros collares existentes, que son muchos; gargantillas, de protección, de postura, de castigo, de bondage, de paseo, de fiesta y de penitencia. Por el momento el último que destacaré es el máximo de los collares existentes: el collar de eternidad.

Collar de eternidad: es el más serio de los collares, va sellado al rededor del cuello de la sumisa, y se hace a medida de acero inoxidable, titanio, oro, o acero negro. No es posible removerlo, lleva escrito finamente en su cara interna la fecha desde la cual se imprimó a la sumisa.

Collar de eternidad en titanio

Por su diseño, si se deseara remover sería necesario acudir a un profesional ya que no posee enganches o argollas remobibles. O es una sola pieza metálica -la máxima expresión de eternidad-, o tiene tornillos de joyería que precisan herramienta especial. No llevan candados o placas ya que la evidencia de su diseño permanente y no removible son superiores a la sensación que da un candado o una simple etiqueta, sin embargo puede llevar grabado en el fomrato BDSM; sumiso[AMO].

El collar de Eternidad es sólo para relaciones muy serias y además de larga experiencia en la disciplina FBDSM, nunca debería collarizarse en eternidad una relación inferior a los 10 años de duración. Habitualmente implica una compentración tal, que la relacion es equivalente al nivel al de esclava y no se usa ni el objeto ni la palabra de seguridad.


 

En resumen: el Collar en el BDSM simboliza la entrega y para la sumisa es lo más preciado de su relación, es el símbolo y el vínculo con el Maestro.

Cada uno de los collares es un fetiche que puede ser tremendamente lujoso y sofisticado, estilizado, rudo, basto o de castigo, y es destinado a su uso en sesiones para entrenar, o los que sean para llevar en público servirán para lucir y demarcan el Dominio hacia la sumisa ante los demás.

©2017 ItsGoodToBeBad.info todos los derechos reservados. Se permite la copia parcial digital siempre que se cite y etiquete digitalmente la fuente https://itsgoodtobebad.info. Si es con fin comercial se deberá solicitar una licencia previa a la publicación o lucro. Rigel Herrera es propietara única de sus derechos y aquí se publica bajo su autorización su obra.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Playdate para mascotas BDSM; deliciosos juegos contemplados por los Amos

 

orejas y bozales, colas y hermosas cabelleras lucen las mascotas en una playdate
Playdate para mascotas BDSM

En el mundo BDSM la sumisión puede darse en la forma de mascota, y, cuando es así, existe un concepto llamado playdate. Singifica que los Amos, -porque en este formato de asimetría no se suelen llamar Maestros-, juntan a sus mascotas para jugar.

No me cansaré de decirlo, en el BDSM todo es exagerado, es parte del juego, y si en algo es muy exagerado es precisamente en las mascotas.

Un playdate de mascotas puede reunir a dos o más mascotas para jugar, sus Amos se ponen de acuerdo y los juntan. El evento es bajo supervisión de sus dueños para garantizar el buen comportamiento de la mascota.

en una playdate hay perros, gatos, cerditos, y… ¡hasta ponys!

En The Stockroom tienes todo tipo de accesorios para tu mascota.

¿Qué ocurre en un Playdate para mascotas FBDSM?

El tiempo de juego puede ser sexual o no, en este caso depende de todos. Igual que si juntaras a varios perritos; podría pasar que simplemente jueguen, que se huelan los sexos entre sí, se duerman juntos, coman, o que algunos de ellos intenten montarse, entonces dependerá de los dueños que lo permitan o no.

También puede ocurrir como en la vida cotidiana; que un Amo venda la monta a otro que la quiera pagar por la calidad del pedigree o la belleza del ejemplar, o que simplemente presten amistosamente para la monta a sus sementales o hembras, y que las mascotas obedezcan plácidamente o que haya forcejeo. Es emocionante el uso de cadenas y collares para forzarles a montar o ser montados si fuera el caso.

correas, collares y hermosas colas en un Playdate para mascotas BDSM
correas, collares y hermosas colas en un Playdate para mascotas BDSM

Sea cual sea el resultado final, los playdate son un momento de convivencia entre varios participantes del BDSM; las mascotas lucen hermosos collares, correas, llamativas colas, orejas, bozales, espectaculares cabelleras, etcétera. Los Amos presumen sus mascotas a otros Amos que las acarician y admiran. Hay platos de comida y bebida en el suelo para todas las mascotas, y juguetes, que sean sexuales o no, depende de los Amos.

Playdate para mascotas FBDSM
hay bebida y comida para todas las mascotas

Las montas pagadas, planeadas amistosamente, espontáneas y permitidas, o las intentonas de montar reprimidas por los Amos son el eje del juego. Nadie se ofende; las mascotas juegan y se divierten, los amos las admiran y las presumen, todo puede pasar en un Playdate para mascotas BDSM.

Si quieres graduarte en esta pervert schoool, te guste o no la parafilia de las mascotas, al menos debes conocerla porque es de lo más depravado y elaborado que puedas imaginar.

¿Cuántas personas que ni imaginas serán en la intimidad Amos o mascotas, dormiran en jaulas o comerán de platos en el suelo, serán vendidos para monta o paseados con correa?… piénsalo.

Quizás no te gusta esta escuela de pervertidos, te ayudo con un link adecuado a tu mundo, puedes volar y hacer CLICK AQUÍ.

©2017 ItsGoodToBeBad.info todos los derechos reservados. Se permite la copia parcial digital siempre que se cite y etiquete digitalmente la fuente https://itsgoodtobebad.info. Si es con fin comercial se deberá solicitar una licencia previa a la publicación o lucro.

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

¿Sumisión es machismo? El “FBDSM”. El Maestro perverso.

"Killing Me Softly" pintura: Rigel Herrera
“Killing Me Softly” pintura: Rigel Herrera

Lo que funciona es lo correcto para una pareja.

¿Crees que las definiciones “correcto” y “verdadero” son lo mismo? La filosofía dice que “correcto” es cualquier hecho que pueda ser comprobado científicamente, es algo regido por una ley, no cambia ni por el lugar ni por la religión, momento ni contexto; 2+2 siempre serán 4 da igual si estás en Asia o América, si crees o no en las matemáticas o si sabes o no sumar. “Verdadero” es aquello que viene de nuestros pensamientos o ideas, tal véz piensas que tener más de 1 esposa es malo, pero en Arabia, es algo común nada perverso y menos machista. Depende del contexto histórico y cultural. Por eso muchas veces la gente difiere, critica ciertos ideales, y no toma en cuenta que el modo de ver ciertas situaciones es distinto.

¿Es perverso ser sumiso? Verás; en 1987 la Asociación Estadounidense de Psiquiatría eliminó el término “perverso” de la terminología psiquiátrica mundial. Desde entonces se denomina “parafilia. Ah ok, parafilia… Sigo; las consideraciones acerca del comportamiento considerado parafílico dependen de las convenciones sociales, por ejemplo, el sexo oral o la masturbación fueron consideradas parafilias hasta mediados del siglo XX, hoy en día se consideran prácticas no parafílicas y es más, son prácticas que se consideran saludables y positivas para el individuo y en la pareja.

Una parafilia (del griego παρά, pará: ‘al margen de’, y φιλία, filía: ‘amor’) es un patrón de comportamiento sexual en el que la fuente predominante de placer se encuentra en objetos, situaciones, actividades o individuos atípicos.

Lo que sí creo es que, siempre que la actividad del sujeto no se límite -únicamente- a esa actividad, lo que sería entonces una obsesión, si a la pareja le funciona algo entonces es correcto porque es verdadero para ellos, y, creo que el término “perverso” en la alcoba es más una palabra divertida que negativa. Perverso en todo caso es que manden drones con bombas a una ciudad que puede haber niños y mujeres, y nunca una práctica sexual entre adultos conscientes y que de manera voluntaria disfrutan y crecen.

“mátame suavemente, fóllame como si me odiaras”…

RAE dice:

sumiso, sa

Del lat. submissus, part. pas. de submittĕre ‘someter’.

1. adj. Obedientesubordinado.

2. adj. Rendidosubyugado.

y también nos dice:

machismo

De macho1 e -ismo.

1. m. Actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres.

El ecosistema mental erótico-romántico de las personas es infinito en variedad, en una pareja cuando una de las partes se impone con prepotencia estará coartando los derechos de la otra, limitando su voluntad y libertad, se romperá la situación en el momento que la fuerza que oprime deje de ser la más fuerte. Cuando voluntariamente se entrega la fe a la otra parte, no solamente es un abandono sumiso y un regalo, sino que además es inquebrantable.

La sumisión es un juego erótico. Para ser Maestro se requiere una personalidad madura, es imposible ser muy joven y Maestro ya que únicamente con las horas de vuelo se alcanza el expertize necesario en multitud de áreas; conocimiento del mundo, artes, cultura, comida, modales, y además amplia experiencia en el ámbito sexual. Sin todo eso, no es viable tener aplomo ni una mente deliciosamente pervertida y refinada en las mismas proporciones.

El problema es encontrar a quién someterse, porque pondrás tu bien estar en manos ajenas.

Si el Maestro es la persona adecuada su misión será hacerte SENTIR. Sentir mucho. Mucho amor, mucha protección, mucho morbo, miedo, placer, dolor, etcétera. Si la finalidad de la vida humana fuera la experiencia sensorial, un Maestro podrá enseñarte a sentir a tal grado que, en sus manos, aprendas a aislar las sensaciones y saber que son respuestas nerviosas de tu sistema; aprender a contemplarlas. Contemplar y aceptar ¿no es el Nirvana?.

Ejemplo; llévate a una situación en la que tengas un frío tan fuerte, que tu cuerpo tiemble intensamente (p.e. sumérgete en la bañera con el agua más fría posible), en ese estado date la orden de dejar de temblar, comprobarás que es posible, no se moverá nada de tu cuerpo, podrás analizar y entender qué es el frío, observarlo, sabrás que el sistema nervioso te avisa permanentemente de todo lo que ocurre a tu alrrededor mediante indicaciones de dolor y placer mas no es algo a lo que debas reaccionar siempre. La sumisión FBDSM es similar, el aprendizaje es no tener el control, tener fe en tu Maestro, sentir intensamente.

El entrono seguro en el que transcurren las enseñanzas del Maestro garantizan 4 premisas; que jamás ocurrirá nada que sea malo para tu salud, ni para tu familia o trabajo, y se hallará dentro de los límites que antes prefijaste.

lo perverso y los juegos atípicos pero deliciosos.
lo perverso y los juegos atípicos pero deliciosos.

La evolución tiene como pilar el estímulo externo al cual debe adaptarse o morir. El día a día sin apenas percibirlo se rige por lo mismo, por ejemplo: la musculatura del cuerpo tiene dos procesos, atrofia (si no se utiliza el músculo, se reduce el volumen) e hipertrofia (cuando se hacen esfuerzos musculares, hay desarrollo). Con los músculos ocurre como con la vida; el crecimiento significativo requiere desafío y estrés. A la vez podemos decir que, el término nekkhamma, traducido habitualmente como “renuncia” (del budismo), explica la idea del abandono del mundo para dirigirse a una vida sagrada o la liberación del ansia y los deseos, y, en el budismo Zen, uno de los términos más importantes para desapego es “wú niàn” (無念), que significa “no pensamiento“.

La sumisión es una práctica que implica el estímulo o estrés constante y el desapego, ya que la sumisa no toma decisión alguna, no se hace lo que ella desea, simplemente aprende a aceptar lo que la sesión le ofrece por medio del Maestro, a su vez él se obliga a reinventar infinitamente la relación. Las relaciones vainilla intercambian los deseos de los participantes, alternan y tienden al equilibrio entre lo masculino y femenino y son simples, por eso las parejas terminan aburriéndose, no hay un objetivo declarado en la cama más allá del orgasmo. En el BDSM la relación es asimétrica y sofisticada, y en el “F BDSM” además tiene bases amplias, los nuevos Maestros tienen nuevos conocimientos y como te he explicado, la disciplina va más allá, tiene raíces profundas en la Fe (faith), de ahí la letra F.

"FBDSM" submissive girl
“FBDSM” submissive girl

¿Por qué ser sumisa? Si tu psique siente placer con estas ideas, si te sientes cómoda pensando en un rol así, si tu umbral del dolor es elevado, si sexualmente disfrutas con cierta agresividad y tu mente es muy morbosa (dedica mucho tiempo a pensar en sexo), te gusta el fetichismo, los juguetes, eliges lo intenso y el riesgo habitualmente, eres activa poco perezosa y, sobretodo si encontraste una pareja que tiene el mix adecuado en el que puedas experimentar el FBDSM, puedes ser feliz como sumisa en esta nueva disciplina.

¿Por qué no ser sumisa? Si tu mente y sentir perciben incomodidad al leer estas palabras y pensar en estas ideas, si no es tu hit nada de lo extremo, si tus limites en la cama son bajos, por ejemplo no te gusta el sexo oral, o no te gusta el sexo anal, no te gustan mas que algunas posturas, eres perezosa y sobre todo también, si no se presenta el Maestro, no entres en ninguna disciplina BDSM. Las relaciones llamadas vainilla pueden ser también muy divertidas, puedes practicar sólo algo de masoquismo y no la disciplina completa, suma algo perverso, un juguete o una actividad atípica para ti y nada más.

Ser sumisa es un modelo de pareja, es un juego, tiene el eje primordial de SENTIR, es para relaciones muy leales y muy atrevidas, no es ser golpeada sin más, no es ser fornicada sin más, es un conjunto de experiencias muy elaboradas, con muchos protocolos, con dos partes muy diferenciadas; una masculina que entra, cuida, instruye e ingenia infinitas maneras de sentir contrastes (placer, dolor, frío, calor, seguridad, miedo, descontrol, protección, humillación, obediencia, complicidad, etc.), y otra femenina que confía, recibe, entrega y se abre (el cuerpo, la mente, su fe).

Rae dice:
domar

Del lat. domāre.

1. tr. Sujetaramansar y hacer dócil al animal a fuerza de ejercicio y enseñanza.

Las personas sumisas de caracter muy fuerte son las mejores para el FBDSM, son muy inteligentes, brillantes, y el Maestro a base de entrenamiento hace flexible una parte erótica de su personalidad. Personalmente obras como “50 Sombras” me parecen ridículas, sin embargo hay un buen ejemplo en la serie de TV “Billions” en el que vemos a una pareja exitosa; él es un implacable fiscal de distrito en N.Y., y ella una destacada psicóloga en una compañía líder, en el día a día es absolutamente imposible doblegar o desviar la firmeza del personaje del fiscal Chuck, sin embargo en la intimidad es domado por su mujer, es una hermosa relación BDSM sofisticada y leal.

Los decálogos de “perfectas sumisas” son muy variados en las redes, parte del juego es que tengan componentes exagerados, el extremo es una de las patas de esta mesa que se llama FBDSM.

Cuando estés en sesión, las 20 normas que pueden regirte son:

  1. Recuerda que eres el tesoro más grande de tu Maestro, él planea permanentemente en su mente cómo cumplir su compromiso de hacerte sentir, de entrenarte en el desapego a querer decidir, y valora tu fe.
  2. Discutirás con detalle tus límites con tu Maestro fuera de la situación de sesión.
  3. Nunca demostrarás desacato hacia tu Maestro en ninguna forma, si está dentro de los límites fijados, no es malo para tu salud, familia o trabajo; no puedes. A cualquier indicación de tu Maestro contestarás siempre “Sí, Mi AMO”
  4. Tendrás solamente un Maestro.
  5. Usarás el collar que tu Maestro te ha dado, con orgullo porque es un signo de pertenencia y dedicación a él. Cuando aceptes el collar definitivo regalarás un mechón de cabello a tu Maestro.
  6. No tienes voluntad ni deseas nada. Tus únicos deseos son las órdenes de tu Maestro durante la sesión. Eres su instrumento, él podrá usarte en cualquier momento para obtener placer sexual o mental. Tu obligación es darle el máximo y sentir.
  7. Escucha con la máxima atención las palabras de tu Maestro y cumple sus órdenes al pie de la letra. El -detalle- es importante en el FBDSM. Máxima atención a sus palabras para tu entrenamiento.
  8. Socialmente y en público, fuera del modo de sesión, el máximo respeto, compostura y refinamiento es indiscutible. Tu Maestro te tratará socialmente como una reina y como Rey debes tratarlo (cuando el modo F BDSM no sea posible por motivos familiares, laborales, una boda, etcétera). Una relación F BDSM es también espiritual.
  9. No cruces la mirada con la de tu Maestro en sesión a menos que él te lo indique. Permanece con la mirada baja como símbolo de obediencia, entendimiento de la profundidad de la disciplina y sumisión.
  10. No usarás en vano la palabra u objeto de seguridad. Podrás perder el collar por esto.
  11. Tu Maestro establecerá las metas que debes conseguir y serás responsable de alcanzarlas.
  12. Aceptarás cualquier recompensa, disciplina o castigo que tu Maestro te imponga, porque eso hará de ti una sumisa mejor.
  13. Darás gracias a tu Maestro por todo lo que te da. Repetir infinitamente “gracias AMO” es correcto siempre que no se te haya ordenado silencio.
  14. Tu mayor satisfacción será satisfacer a tu Maestro. No puede haber mayor dolor que el sentimiento de saber que no está orgulloso de ti.
  15. Nunca tocarás tus pechos o sexo de cualquier manera que puedas experimentar placer sexual o sensual sin el permiso de tu Maestro. El Dominio es controlado por él.
  16. Llevarás tus piernas y sexo completamente depilado, o exactamente en la forma que tu Maestro haya indicado.
  17. Mantendrás tu cabello con el estilo y color que satisfaga a tu Maestro, porque es el símbolo femenino de primer orden, y porque tu Maestro maneja la dualidad; así aunque el cabello se asocia a la seducción, a la lujuria y al pecado, para algunos ascetas y ermitaños, una larga cabellera hace referencia a una vida apartada de la vanidad de las costumbres, él lo usará a su criterio para las más bajas prácticas así como para lo más sublime.
  18. El semen de tu Maestro será para ti un regalo precioso y un exquisito manjar que en ningún caso debes desperdiciar. Él entrega y tú recibes.
  19. Solicita periódicamente autorización para exponer a tu Maestro un balance de tu sumisión: los cambios que notas, los logros de los que te sientes orgullosa, aquellas cosas en las que temes no complacerle totalmente. Confiesa todo aquello que realices en contra de su voluntad y pídele ayuda. Tendrás confianza en tu Maestro y no olvidarás que él piensa siempre en tu bienestar emocional y físico. Le comunicarás siempre tus emociones tras las sesiones de manera tranquila. Tras esto, renueva tus promesas de sumisión y el valor de tu collar.
  20. El poder y la autoridad de tu Maestro te infunden respeto. Su sabiduría, saberlo perverso y su refinamiento te fascinan. Estás orgullosa de pertenecerle y tu máxima satisfacción es comprobar que se siente a gusto. Regala tras sesiones fuera de lo común un mechón de cabello a tu Maestro como símbolo de pertenencia y adoración. Están creciendo juntos, eres su diamante y te está puliendo; brilla.
"Shine" óleo sobre tela: Rigel Herrera
“Shine” óleo sobre tela: Rigel Herrera

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar