El abc de los collares de sumisión.

El abc de los collares de sumisión
“El Collar” pintura, Rigel Herrera
El símbolo

La simbología religiosa del anillo de compromiso o de matrimonio es, en el mundo BDSM, el equivalente al uso del collar de niveles 2 y 3.

Ofrecer y aceptar un collar implica una serie de acontecimientos y normas automáticas.

Hay básicamente tres tipos de collar social;

el collar de “Consideracion”, el de “Entrenamiento”, y el de “Propiedad”

Los collares que definen el tipo de relación son independientes a los collares que se usan durante una sesión, que son diferentes porque son “de trabajo”. Se pueden recibir o regalar muchos más collares durante la relación ya sea como recuerdo, celebración de aniversarios, o en acontecimientos importantes como podría ser la pérdida de ciertos tipos de virginidad.

Los collares siempre tendrán las características físicas o elementos que determinan el nivel en el que se encuentra la sumisa relacionada con su Maestro.

El anillo de “O”

Es el equivalente al collar, y en el FBDSM además significa “confianza“. Se utiliza en el dedo anular izquierdo de la sumisa, que es el que según los antiguos egipcios conecta con el corazón por medio de la vena amoris.

Lleva grabadas interior o exteriormente las iniciales o nombres en el formato BDSM; sumiso[AMO]. El anillo se usa además del collar o en su lugar, cuando por razones sociales o profesionales, no es viable vestir el collar de sumisión. El anillo de O es sólo es para relaciones de niveles 2 y 3.

Anillo de O

El Maestro puede, a su criterio, llevar también el anillo de O, en el dedo y mano que prefiera, aunque suele usarlo también en el dedo amoris, y suele llevar grabadas -pero solo interiormente- las iniciales o nombres en la terminología BDSM; Amo [sm].

La ceremonia

La Collarización es la ceremonia en la que la sumisa acepta formalmente el collar que le ofrece su Maestro, convirtiéndose a partir de ese momento en disponible para él en el nivel que el tipo de collar implique.

Tras la recepción del collar automáticamente el Maestro dispone del cuerpo de la sumisa en función del nivel del mismo.

Para la ceremonia de entrega de collar la sumisa conoce los siguientes 5 protocolos; 1) dress code totalmente en negro, siempre con falda, pues jamás se usa pantalón en ningún acontecimiento BDSM. 2) Para niveles 2 y 3 lleva como regalo un mechón de cabello o de vello púbico lo más cuidadosamente envuelto o presentado, o 3) también es posible que el Maestro haga él mismo el corte del regalo tras colocar el collar. 4) Ella lleva consigo un objeto o juguete especial, que suele ser de tipo irreverente, eso; si es que el Maestro lo solicitó previamente. 5) La sumisa siempre domina perfectamente la postura “collar”.


El Contrato innegociable

El Maestro, en niveles 2 y 3, puede o no presentar un contrato BDSM o requerir a la sumisa que lo escriba de su puño y letra en el mismo instante de la entrega del collar. El contrato no es negociable, en caso de disconformidad el acontecimiento puede fracasar de manera espontánea, en esa situación el Maestro se retira de inmediato. Se entiende que la fase de conocimiento previo con su determinación de limites se cubrió perfectamente, por lo que la negociación no es posible. Es realmente inusual que haya el más mínimo desacuerdo en ese momento, o sorpresas que hundan acontecimiento tan especial.

Maestro con máscara

Tres collares son el abc de los collares de sumisión

I. Collar de status de consideración. También conocido como collar de prueba.

Este collar indica que Maestro y sumisa consideran o prueban la compatibilidad y la posibilidad de comenzar en un futuro próximo una relación de adiestramiento o de propiedad, y que no es ligera su intención de conocerse. Desde su aceptación se usará siempre sobre el cuello de la sumisa incluso el día que se defina el paso al siguiente collar, o se produzca el fin de la relación de prueba.

El collar de prueba puede darse y usarse solo, o también además de una cadena dada por el Maestro. Físicamente no tiene rasgos especiales salvo que inequívocamente jamás llevará candado ni placa. Suele ser de cintas, y puede llevar la anilla característica o el símbolo BDSM, elementos metálicos, y es de color negro o combinación del negro con otro color, habitualmente el azul, el rojo o el morado/violeta.

La consideración es durante un período acordado, por ejemplo dos meses, el espacio de convivencia, de conocimiento mutuo, de valoración y reflexión para una posible relación más formal. Ambos se divierten, salen, charlan sobre sus límites, etcétera; es un pre noviazgo. Además indica al resto de la gente la existencia de una relación potencial que impide o limita el acercamiento de cualquier otro Maestro a la sumisa.

ejemplo de collar de Consideración o de Prueba

Tras el periodo acordado, Maestro y sumisa pasan al siguiente nivel de entrenamiento o terminan la relación. El día que finaliza el periodo pactado quedan en persona y acontece el acuerdo de renovación de un nuevo periodo -siempre de igual duración-, la devolución del collar o bien la oferta del siguiente collar. La consideración jamás supera dos periodos.

Si la sumisa no está segura tras considerar, el Maestro no tendrá interés en ella ya que significa que no está preparada, está inmadura, o no es adecuada para ser entrenada por él.

Al haber finalizado el periodo de consideración pactado, siempre será la sumisa la que empiece el diálogo, pues la sumisión es un acto voluntario de entrega y en ese momento aún no se ha decidido, ella siempre respetará el dress code y usará el collar hasta que ocurra una de las siguientes tres posibilidades:

a) Si ella deseara ampliar el plazo; será la sumisa la que inicie la conversación afirmando respetuosamente que se encuentra feliz y desea seguir disfrutando del periodo de conocimiento del Maestro, no hará falta decir nada más. Si el Maestro también deseara renovar el plazo, agradecerá el respeto y se renovará el plazo sin hablar más del tema. Si él no deseara renovar actuará de acuerdo al próximo punto c).

b) Si se subiera al nivel 2. La sumisa iniciará la conversación con voz respetuosa y con una pregunta similar a; ¿Maestro, tienes algo qué ofrecerme que me permita crecer en mi conocimiento de la vida? o, ¿Maestro, me ofreces tu sabiduría?, si el Maestro también desea ofrecer el siguiente collar lo hará en ese momento agradeciendo el respeto hacia él, reconocerá el valor de las palabras dichas, prometerá protección a la sumisa y a su fe en él. Dirá algo similar a “deseo entrenarte, y te ofrezco un collar de entrenamiento”.

Quedarán para la ceremonia del siguiente collar, jamás se procederá en ese momento, puede procederse al siguiente día pero no de inmediato. El collar de consideración permanecerá en el cuello de la sumisa hasta que reciba el siguiente. El momento en el que se convertirá en propietaria del primer collar y portadora del segundo será tras la imprimación de su Maestro.

c) Si no se continuara la relación, si no se subiera al nivel 2:

Si el Maestro fuera quien no deseara entrenar a la sumisa subiendo al siguiente nivel; agradecerá el respeto, y ofrecerá a la sumisa un nuevo collar de protección diciendo algo como: “te ofrezco un collar de mi protección”. Preguntará si además desea quedarse con el anterior collar de consideración o si es que prefiere devolverlo. En el caso que ella aceptara el collar de protección del Maestro, él deberá obligatoriamente haberlo llevado a la cita, y, tras la devolución del anterior collar de consideración o recepción del regalo que le diera derecho a quedárselo, ordenará la posición collar para colocar a la sumisa la nueva protección, tras esto, ella debe marcharse. Podrán seguir la relación de proteccion pero deben dejar pasar al menos tres dias sin ningun tipo de contacto.

Si no deseara la sumisa ser entrenada e ir al siguiente nivel, pero ella deseara quedarse con el collar; entregará a cambio un mechón de su cabello o de vello púbico, puede haberlo previamente preparado en casa y entregarlo en las manos del Maestro que entenderá el significado de agradecimiento y el fin de la relación. Sin necesidad de decir nada más él respetará inequívocamente la decisión, se marchará, y no ofrecerá un collar de protección, en este caso sólo se puede dar protección si se esperan tres semanas y la sumisa acepta entonces una oferta formal de protección del Maestro realizada en persona una vez trascurrido ese periodo de espera.

Si ella no quiso traer el mechón y desea quedarse el collar; dirá respetuosamente al Maestro que se siente agradecida por haber sido considerada y que desea orgullosamente quedarse con el collar. Inmediatamente agachará la cabeza colgando la cabellera por su lado izquierdo dando al Maestro la facilidad para el pequeño corte de cabello, o en silencio se tumbará rápidamente boca arriba con las manos tapando sus propios ojos y con las palmas hacia afuera para que el Maestro, de manera respetuosa, refinada y exquisita, haga el corte del vello púbico de la manera más delicada y excenta de otra cosa que no sea exclusivamente el corte con gala de maestría y caballerosidad.

Se considera tremendamente irrespetuoso y puede ser terrible para la reputación de ella quedarse un collar sin haber agradecido con el intercambio o seguido el protocolo.

Si no deseara la sumisa ser entrenada e ir al siguiente nivel, y además no deseara quedarse con el collar; el protocolo será de pie, nunca de rodillas, ella se lo quitará con sus propias manos y lo pondrá sobre las manos del Maestro.

Si hubieron algunos otros regalos durante el periodo de consideración jamás se devolverán.

Como dije, el collar de consideración o prueba es propiedad del Maestro, salvo que se compense con el gesto de agradecimiento del mechon debe devolverse. La mayoría de las veces, este collar es hecho a mano o mejorado a también manualmente por el Maestro, por eso el respeto a ser devuelto o el agradecimiento y compensación para quedárselo. La única justificacion para no devolverlo sería que el Maestro rechace tres veces el intento por parte de la sumisa para verse en persona, lo que significará que el dominante desea que ella se lo quede, siempre deben ser tres intentos inequívocos de devolución.

collar de Prueba, se puede comprar incuso en la sección de gatos en una tienda de mascotas, y se personaliza manualmente

II.- Collar de adiestramiento o entrenamiento. Es el collar que indica un avance en la relación, es el segundo nivel en el BDSM, el equivalente al anillo de compromiso y donde la sumisa acepta ser entrenada por su Maestro. Es un noviazgo formal.

el color negro, el cuero, la argolla, son los elementos más comunes en el collar de Entrenamiento

Físicamente es más fino y elaborado que el anterior, y suele tener una apariencia ligeramente más fuerte, puede ser con la característica argolla o con la anilla de mordaza, no es el que se utiliza en las sesiones.

el collar de Entrenamiento puede ser moderno y llamativo o sencillo y tradicional

El collar de entrenamiento nunca lleva candados ni etiquetas o placas. Esas características se reservan para el siguiente nivel de relación

collar tradicional de status de Entrenamiento

Existen lujosas tiendas que están llevando a otro nivel los accesorios, juguetes y collares. Te recominendo Zana Bayne, o una de mis favoritas; The Stockroom en Los Ángeles, que además pueden hacerte totalemte a medida cualquiera de los collares que desees. En Madrid encontrarás opciones veganas en Ropa Fetish.

existen collares BDSM veganos

Durante la relación de entrenamiento: las sesiones son intensas, el Maestro cuida que la sumisa conozca todos los protocolos y formas de vida del BDSM y se van practicando las enseñanzas, disciplina, juegos, castigos, diferentes tipos de mordazas, restricciones, etcétera.

III. Collar Definitivo o de Propiedad. Es un equivalente al anillo de matrimonio.

collar de propiedad con etiqueta

Este collar indica una relación seria y formal, es el símbolo y la intención de ambos de que la relación sea duradera y permanente. El Maestro lo ofrece a su sumisa para indicar públicamente su posesión y la sumisa lo cuida con devoción y respeto.

ejemplo de collar de Propiedad

Es un collar lujoso con o sin la cadena, una cadena o correa fina que incluye algo de cuero negro y se engancha a la muñeca con un brazalete, o además o en sustitución, puede ser un anillo de O de platino o de oro blanco que se usa en el dedo de casados.

correa de propiedad con candado, para usar en lugar o además del collar

Siempre lleva candado(s) y/o placa(s) o etiqueta indentificativa, igual que los collares de perros o gatos; con el nombre y/o teléfono del propietario y en el formato BDSM sumiso[AMO], o la palabra Maestro.

 

los candados y las placas identificativas se usan únicamente en este nivel de relación

Habitualmente transmite una imagen de Reina o Princesa, y puede ser todo lo sofisticado que el Maestro quiera. En The Stockroom tienes opciones increíbles y a medida.

la inspiración suele ser Cleopatra o el imperio romano, el cromo también es adecuado

La moda ha incorporado opciones muy modernas, puedes encontrar perfectos collares vanguardistas de Propiedad sin perder el significado BDSM.

sofisticado ejemplo de collar de Propiedad

Otro tipo de Collares

En un artículo aparte hablaré de todos los otros collares existentes, que son muchos; gargantillas, de protección, de postura, de castigo, de bondage, de paseo, de fiesta y de penitencia. Por el momento el último que destacaré es el máximo de los collares existentes: el collar de eternidad.

Collar de eternidad: es el más serio de los collares, va sellado al rededor del cuello de la sumisa, y se hace a medida de acero inoxidable, titanio, oro, o acero negro. No es posible removerlo, lleva escrito finamente en su cara interna la fecha desde la cual se imprimó a la sumisa.

Collar de eternidad en titanio

Por su diseño, si se deseara remover sería necesario acudir a un profesional ya que no posee enganches o argollas remobibles. O es una sola pieza metálica -la máxima expresión de eternidad-, o tiene tornillos de joyería que precisan herramienta especial. No llevan candados o placas ya que la evidencia de su diseño permanente y no removible son superiores a la sensación que da un candado o una simple etiqueta, sin embargo puede llevar grabado en el fomrato BDSM; sumiso[AMO].

El collar de Eternidad es sólo para relaciones muy serias y además de larga experiencia en la disciplina FBDSM, nunca debería collarizarse en eternidad una relación inferior a los 10 años de duración. Habitualmente implica una compentración tal, que la relacion es equivalente al nivel al de esclava y no se usa ni el objeto ni la palabra de seguridad.


 

En resumen: el Collar en el BDSM simboliza la entrega y para la sumisa es lo más preciado de su relación, es el símbolo y el vínculo con el Maestro.

Cada uno de los collares es un fetiche que puede ser tremendamente lujoso y sofisticado, estilizado, rudo, basto o de castigo, y es destinado a su uso en sesiones para entrenar, o los que sean para llevar en público servirán para lucir y demarcan el Dominio hacia la sumisa ante los demás.

©2017 ItsGoodToBeBad.info todos los derechos reservados. Se permite la copia parcial digital siempre que se cite y etiquete digitalmente la fuente https://itsgoodtobebad.info. Si es con fin comercial se deberá solicitar una licencia previa a la publicación o lucro. Rigel Herrera es propietara única de sus derechos y aquí se publica bajo su autorización su obra.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *